Señalan a Ricardo Gallardo Cardona, en nueva investigación por delincuencia organizada

El columnista Salvador García Soto, publica en su columna “Serpientes y Escaleras” del periódico nacional El Universal, de este lunes 27 de Julio, que el potosino, diputado federal y ex-alcalde de Soledad, Ricardo Gallardo Cardona, es señalado en una denuncia, por delincuencia organizada y de estar vinculado con grupos de la delincuencia organizada.

A cotinuación el texto periodístico:

Una denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera presentada ante la Fiscalía General de la República, acusa al diputado federal Ricardo Gallardo Cardona, del Partido Verde Ecologista de México y excoordinador del PRD en la Cámara de Diputados hasta febrero de 2019, de delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita porque “está vinculado con el grupo criminal de “Los Zetas”.

Además de que cuando fue alcalde del municipio de Soledad de Graciano, en San Luis Potosí, desvió recursos públicos por medio de pagos a empresas con las que están vinculados él y su familia, como Grupo Axioma Kusuri e Investigaciones Médicas del Potosí, entre otras, a través de las cuales él y su familia también realizan actividades de lavado de dinero, al mismo tiempo que les otorgan contratos públicos.

La investigación financiera que respalda la denuncia penal incluye al diputado federal Gallardo Cardona, da cuenta de que éste ya fue detenido en 2015 acusado de lavado de dinero y del desvío de más de 200 millones de pesos cuando fue alcalde de Soledad de Graciano.

Su detención se produjo cuando pretendía postularse como candidato a la gubernatura de San Luis Potosí y estuvo en prisión por orden del juez Federal de Procesos Penales de Hermosillo, Sonora.

Pero en esta nueva denuncia se le incluye como parte de un clan familiar liderado por su padre Ricardo Gallardo Juárez, exalcalde también de Soledad, y quien es el objetivo principal de la denuncia en la que también se incluyen su esposa y madre del diputado, María del Pilar Cardona Reyna y su hermana Kimberly Guadalupe Gallardo Cardona.

De acuerdo a un resumen de la denuncia, al que tuvo acceso esta columna, a las indagatorias contra los Gallardo se les denomina “Caso Pollos” debido a que el patriarca, Ricardo Gallardo Juárez, antes de haber ocupado cargos públicos, sólo contaba con una empresa de compra y venta de carnes de aves, pero una vez que ocupó cargos de gobierno como alcalde de Soledad y de la ciudad de San Luis, “realizó la constitución de por lo menos 15 empresas registradas con múltiples actividades, las cuales fueron constituidas en colaboración con familiares directos, esposa e hijos, y dichas empresas recibieron recursos del municipio en donde el sujeto era presidente municipal, transmitió por concepto de servicios médicos millonarias cantidades a una empresa constituida como clínica de especialidades, formada por amigos del presidente municipal”.

A partir de los pagos a esa empresa, siguen los documentos oficiales, el dinero se distribuía de manera inmediata a las empresas constituidas por los Gallardo, justificando las transacciones con facturas apócrifas.

El esquema utilizado por el padre en sus inicios políticos, luego se convertiría en el modus operandi familiar, cuando el hijo y actual diputado, Ricardo Gallardo Cardona, lo sustituyó en la alcaldía de Soledad, utilizó el mismo esquema para desviar recursos, sólo que en vez de una empresa médica, utilizó una dedicada al alcantarillado y agua del municipio.

A partir de ahí, las empresas familiares de los Gallardo se volvieron receptoras de recursos y al mismo tiempo emiten grandes cantidades de dinero en efectivo a una empresa posiblemente fachada que luego realiza grandes retiros de dinero en efectivo, dice la investigación: “algunas de las empresas familiares mantienen un vínculo con sujetos relacionados con actividades delictivas como el narcotráfico de cárteles como Los Zetas y el Cártel de Juárez”.

En total en el caso “Pollos” la UIF investigó las transacciones y depósitos de 21 empresas vinculadas a la familia del diputado Gallardo Cardona y a seis personas físicas que figuran como accionistas de esas empresas entre las que destacan las S.A. de C.V:

Distribuidora Gallardo; Gallardo Continental; Tangamanga Andre; Inversión Creativa Desarrollos Inmobiliarios; Inmobiliaria Joriga; Tangamanga Continental; Institución Educativa Potosina Continental; Dealers Motors SLP; Acabados Finos del Centro; Quality Inmobiliaria Potosina, todas esas aparecen en la indagatoria como “empresas familiares”.

Luego aparece Renueva con Coordinación Profesional, como “empresa facturera que utilizan”, y otras como Clínica de Especialidades Wong y Grupo Axioma Kusuri, aparecen como “empresas defraudadoras del gobierno”.

Como “empresa del narcotráfico” a las que está vinculado el diputado Ricardo Gallardo aparecen Marketing Visual del Pacífico y se menciona también al particular Marcos Issa Fernando Juan.

Del legislador añade la indagatoria que reporta actividades que van desde “Construcción de edificios industriales para fines análogos” y “Asalariado” hasta “cría y engorda de caballos, mulas, burros y otros equinos”.

Menciona que le localizaron 47 operaciones relacionadas donde se conoció que tiene vínculo financiero, corporativo y o familiar con 27 sujetos y destaca que entre enero de 2014 y enero de 2105 recibió depósitos por 544 mil pesos mientras envió recursos por 6.5 millones de pesos la mayoría a favor de una empresa Inversión Creativa Desarrollos Inmobiliarios, donde él es accionista, y también envió recursos por 375 mil pesos a Marco Issa Juan, sobrino de Marcos Villarreal Antonio Juan, ambos presuntamente vinculados al Cártel de Juárez e implicados en una denuncia por defraudación fiscal y lavado de dinero en Coahuila.

“Derivado del análisis anterior se presume que Gallardo Cardona José Ricardo  exalcalde del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, está vinculado con el grupo criminal de Los Zetas, por su presunta responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita”, dice la denuncia del llamado Caso “Pollos”.

Deja una respuesta