United Airlines evalúa despedir a casi la mitad de sus empleados en Estados Unidos

United Airlines enviará avisos de despido a 36.000 empleados, más de un tercio de su plantilla y casi la mitad de su personal de Estados Unidos, en la señal más clara de cuán profundamente el coronavirus está afectando a la industria de las aerolíneas.

“Luego de meses de una reducción de costos agresiva y de levantar capitales importantes, tuvimos que abordar hoy con los empleados un tema que siempre temimos y que siempre consideramos como un último recurso: los despidos directos”, escribió la empresa en un memorándum consultado por la AFP.

Funcionarios de United dijeron el miércoles que todavía esperan limitar el número de despidos en octubre ofreciendo jubilación anticipada, y que el número de 36.000 es el peor de los casos. Los avisos que se envían a los empleados este mes deben cumplir con una advertencia de 60 días antes de los recortes masivos de empleos.

Las compañías aéreas estadounidenses recibieron ayudas por unos 25.000 millones de dólares del gobierno para enfrentar la brutal caída de las ventas de pasajes desde el inicio de la expansión de la covid-19.

A cambio se comprometieron a no suprimir puestos de trabajo hasta el 30 de setiembre.

Pero muchos países siguen con restricciones de vuelo y los pasajeros son reacios a encerrarse en un espacio reducido.

“Aunque la demanda aumentó ligeramente tras su caída de abril, nuestra actividad tendrá un descenso de 75% en julio con relación al año pasado y prevemos una baja de 65% en agosto sobre el año pasado”, destaca el memorandum de la empresa.

Por otra parte, “considerando el reciente rebrote de casos de covid-19 (en Estados Unidos), es cada vez más probable que la demanda de pasajes no vuelva a la normalidad sino cuando un tratamiento o una vacuna estén ampliamente disponibles”, añadió United Airlines.

Una mujer espera embarcar en el aeropuerto de LaGuardia, en Nueva York (REUTERS/Goran Tomasevic/archivo(Una mujer espera embarcar en el aeropuerto de LaGuardia, en Nueva York (REUTERS/Goran Tomasevic/archivo(

Todas las grandes compañías aéreas propusieron a sus empleados programas de retiro voluntario anticipado o partidas voluntarias. Pero eso no es suficiente.

“La realidad es que United no puede simplemente continuar con el número actual de empleados luego del primero de octubre en un contexto en el que la demanda de pasajes está tan deprimida”, señala la empresa.

Los recortes de personal decididos por United Airlines, que contaba al 31 de marzo con unos 95.200 empleados, alcanzarán a todos los sectores, desde mantenimiento en aeropuertos hasta pilotos de aviones.

Los avisos incluirían 15.000 asistentes de vuelo, 11.000 de servicio al cliente y agentes de tierra, 5.500 trabajadores de mantenimiento y 2.250 pilotos.

“Los números de licencia proyectados de United Airlines son una gran sorpresa, pero también son la evaluación más honesta que hemos visto sobre el estado de la industria”, dijo Sara Nelson, presidenta de la Asociación de Asistentes de Vuelo. “Esta crisis eclipsa a todos los demás en la historia de la aviación, y no hay un final a la vista”.

El sindicato de asistentes de vuelo y otros grupos laborales de aerolíneas están presionando al Congreso para aprobar otros 25 mil millones en ayuda de nómina para proteger los empleos hasta el próximo marzo. Pero un alto ejecutivo de Estados Unidos expresó dudas de que el Congreso apruebe el gasto en un año electoral.

Los viajes aéreos cayeron alrededor del 95% desde el 1 de marzo hasta mediados de abril, luego comenzaron una lenta recuperación. El número de viajeros aéreos de Estados Unidos alrededor del fin de semana del 4 de julio fue el más alto desde mediados de marzo, pero aún disminuyó aproximadamente un 70% respecto al año anterior.

En las últimas semanas, el número de nuevos casos reportados de COVID-19 se ha duplicado a aproximadamente 50.000 por día. Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Chicago han anunciado que las personas que llegan de estados con altas tasas de infección tendrán que ponerse en cuarentena, lanzando un nuevo obstáculo para viajar.

United es la primera gran aerolínea estadounidense que detalla el número de empleados potencialmente alcanzados por despidos.

El tráfico de United en su centro en Newark, Nueva Jersey, se ha desplomado más profundamente que el resto de su red desde que se anunciaron esas reglas de cuarentena.

Los ejecutivos de otras aerolíneas han pronosticado que sus compañías serán mucho más pequeñas, con menos empleados, en octubre. Delta Air Lines dijo recientemente a los empleados que enviará avisos de despido a más de 2.500 de sus 14.000 pilotos.

A inicios de julio, American Airlines anunció que tendría 20.000 empleados más de los que necesitará para funcionar luego del primero de octubre, pero no precisó si eso significaba que serían despedidos.

Fuente: Infobae