Denuncia de mujeres taxistas por acoso terminó en una pelea campal en el aeropuerto de Ciudad de México

Una conferencia de prensa convocada por una concesionaria de taxis en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para denunciar “intimidación machista y acoso sexual” culminó en una riña entre una veintena de hombres y mujeres, que intercambiaron insultos y golpes.
Y es que María Guadalupe Espinoza Martínez, una mujer que se identificó como concesionaria de taxis en el AICM, había convocado a una rueda de prensa para la mañana (tiempo local) de este martes a nombre de la Unión de Mujeres Concesionarias de Flotilla de Taxis y también de la organización Mujeres Taxistas del Aeropuerto.

El motivo, de acuerdo con Espinoza, era denunciar “los actos de intimidación machista y acoso sexual por parte de los otros Concesionarios de Flotilla de Taxis y de las propias autoridades del aeropuerto”. La cita se llevó a cabo en la puerta siete de la Terminal 1 del Aeropuerto “Benito Juárez”.
“A pesar de tener la concesión, licencias de conducir y cajones para operar al interior del AICM, los otros concesionarios que son operados por hombres en contubernio con los nuevos administradores del aeropuerto, nos han impedido ejercer nuestro derecho al empleo por el simple hecho de ser mujeres”, indicó Espinoza.

Guadalupe Espinoza fue la encargada de denuciar la situación que vive el gremio de mujeres taxistas y fue el blanco de los insultos (Foto: Cuartoscuro)
Además, Espinoza relató que los hombres taxistas ocupan “ofensas con expresiones sexuales e intimidación” para vender los permisos federales de las Mujeres Concesionarias a un cuarto de su valor. “Catorce familias dependen de nuestro trabajo. ”, dijo.
Quiero denunciar que hay muchas mujeres permisionarias como yo, cumplimos todos los requisitos legales y somos acosadas, insultadas, por diversos líderes y representantes legales y en ocasiones por las autoridades

De acuerdo con su relato, Espinoza trabajó en la empresa Porto Taxi Terrestre Ejecutivo S.A. de C.V. hasta el 31 de enero pasado, pero fue expulsada tras denunciar irregularidades al interior de la empresa. “Como mujer, seguí adelante, solicité la presencia de autoridades para poder seguir prestando mi servicio”, dijo.
Sin embargo, aseguró que no recibió atención ni su derecho audiencia por parte de las autoridades del AICM. “Nos impiden defender nuestra fuente de trabajo, para poder seguir llevando a nuestros hogares el sustento económico”, explicó.

Por último, hizo responsable al representante legal de su ahora ex empresa “por cualquier cosa que pueda ocurrirle” a ella y a su familia. “Me ha estado hablando para amenazarme, pero se cuida de que nadie lo escuche”, concluyó. Fue entonces cuando empezaron a escucharse los gritos de “Fuera Guadalupe”.
A pesar de que Espinoza había adelantado que tras su conferencia se trasladaría a la dirección general del AICM para que la prensa fuera testigo “de la actitud que muestran ante el colectivo de mujeres”, el evento fue interrumpido por un grupo de supuestos taxistas, que comenzaron a agredir primero con insultos a la organizadora de la rueda de prensa.

La situación escaló a las agresiones físicas. Tras los gritos cruzados, comenzaron las agresiones en la puerta siete. Ahí, los hombres se enfrentaron a otros operadores y también hubo enfrentamiento entre mujeres. En algún momento de la trifulca, mujeres y hombres también intercambiaron golpes.
De acuerdo con fuentes consultadas por Infobae México y relacionadas con el grupo de Espinoza, la empresa que se encuentra bloqueando al gremio de mujeres taxistas fue la que envió a estos hombres y mujeres a “reventar” la denuncia de Espinoza, que estuvo acompañada por unos 20 taxistas, incluidas varias mujeres.

Conforme a las mismas fuentes, los supuestos taxistas en realidad eran golpeadores profesionales provenientes de la colonia Peñón de los Baños, ubicada en los alrededores del Aeropuerto capitalino y fueron identificados por trabajadores del lugar, ya que han estado presentes en otro tipo de actos parecidos.
El grupo de Espinoza, que denunció que los agresores llevaban objetos contundentes de madera y de metal para golpear a las denunciantes, se retiró a un hospital cercano y posteriormente acudirá al Ministerio Público para denunciar lo sucedido.

Fuente: Infobae