Se querían robar el dinero entre funcionarios y constructores, por eso cancelaron La Maroma

Luego de que la CONAGUA, determinó suspender las obras de construcción de la presa La Maroma, se conoció que el motivo obedece a que se detectaron una serie de anomalías en el proyecto, por lo que no se descarta que en breve se pudieran presentar una serie de denuncias en contra de quien resulte responsable.
Lo anterior, lo dio a conocer Joel Díaz Félix, director local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quien explicó que entre las irregularidades que se han detectado en las revisiones que realiza la comisión al proyecto de la presa La Maroma, está que en el proyecto se dijo que se obtendrían 500 litros de agua por segundo, pero en la licitación sólo se estableció el suministro de 135 litros por segundo.
Además, se detectó que la longitud de la tubería es diferente y que el diámetro es menor, también en el proyecto presentado a la Conagua, no se habló de superficie hidroagrícola y a la hora de la licitación se plasmó agua para riego de 446 hectáreas.
Joel Díaz Félix, señaló que este tipo de anomalías fueron lo que causó que se suspendiera el proyecto para continuar con las investigaciones, en donde no descartó que se llame a los funcionarios que estuvieron a cargo y a los constructores, además de que se pudiera presentar una denuncia según lo que se encuentre.
Comentó que a la par, los hidrólogos analizan otras posibles opciones para suministrar agua a las comunidades que serían beneficiadas con la presa, por ejemplo, hacer uso de los manantiales que hay en la región.
Dijo que en caso de que se decida cancelar definitivamente el proyecto de la presa, se podría regresar el recurso que fue autorizado para la presa y que no se ha ejercido, pues destacó que la cortina lleva menos de un 30% de avance.
Por último, aceptó que tiene la instrucción de conciliar todos los grupos, por lo que incluso la Conagua se desistirá de las denuncias penales que hay contra alrededor de cuatro ejidatarios opositores al proyecto.

Fuente: El Heraldo

Deja un comentario