Nuevo cálculo revela que México tiene más costas de lo que se creía

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) dio a conocer ayer su nuevo mapa de la línea costera, que fue elaborado con fotografías de satélites de alta resolución espacial y que aumenta en 680 kilómetros la extensión de costas que desde hace años tenía calculado el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

El dato nuevo incluye contracción de costas en algunas zonas del país por avance del mar tierra adentro, y expansión en otras por la expansión de manglares y otros cambios geológicos que han ganado terreno al mar. La cifra incluye costas del territorio continental mexicano y de las islas que son territorio nacional.

En México se estima que una cuarta parte de la población habita en las planicies costeras. Sin embargo, el desarrollo acelerado de las actividades económicas ha inducido un crecimiento desordenado en la zona costera y zonas urbanas de la costa con los consecuentes conflictos ambientales y afectando también la línea de costa.

Hasta ayer, se consideraba que las costas de México medían 14 mil 339 kilómetros, pero la nueva cartografía de la Conabio indica que todas, las costas mexicanas suman 15 mil 69 kilómetros. La cifra final es el resultado de la unión de 12 mil 18 kilómetros de costas continentales y 3 mil 51 kilómetros de costas de islas.

Como dato complementario, que no se refiere a la línea costera, la superficie de tierra mexicana, incluyendo continental e islas, suma un millón 954 mil 658 kilómetros cuadrados.

COSTAS, SEGURIDAD Y ECONOMÍA. La Conabio explicó que las costas se encuentran en constante transformación debido a la dinámica natural de la Tierra como las corrientes marinas, el viento, el oleaje e incluso por la actividad humana.

Determinar la línea de costa con el mayor detalle posible es fundamental para conocer esta dinámica, hacer uso de los recursos y principalmente, protegerlos. Además, tiene implicaciones legales en la gestión de la zona federal marítimo, terrestre y para el uso y aprovechamiento del mar territorial, de las costas y sus vías navegables.

“En la zona costera ocurren diversas actividades económicas de relevancia nacional e incluso global, como la pesca y la acuacultura, la extracción de hidrocarburos y minerales y la transportación marítima y el turismo, por citar algunos”, indicó la Comisión en un comunicado en el que dio a conocer sus nuevas cifras y evidencia fotográfica que la llevaron a esa conclusión.

Actualmente la importancia de las zonas costeras es estratégica, tanto desde el punto de vista del desarrollo económico como de la seguridad nacional. Las costas albergan una alta diversidad de actividades económicas, que suelen presentar conflictos por el uso y apropiamiento de los recursos como agua, suelo y paisaje.

UNIÓN DE FOTOS. El primer paso para elaborar esta nueva línea de costa fue generar un mosaico satelital sin nubes, de datos satelitales RapidEye de alta resolución espacial, con detalles de hasta 5 metros cuadrados. Esas imágenes fueron captadas entre los años 2011 a 2014, tomando las imágenes del año 2013 de la temporada seca como base del mosaico.

Del mosaico se derivó la línea de costa con una escala 1:25 000, definida por la diferencia espectral entre la tierra y el mar, en un momento específico entre los años 2011 y 2014, sin considerar los efectos de la marea.

Para fines de comparabilidad se aplicaron los criterios establecidos por INEGI sobre rasgos costeros no considerados como aguas interiores, y otros normas y reglamentos nacionales e internacionales para la definición de la línea de costa.

Cualquier persona puede consultar y usar la nueva cartografía pues se encuentra disponible en el Geoportal de la Conabio: http://www.conabio.gob.mx/informacion/gis/ con el título “Línea de costa de la República Mexicana (2011 – 2014)”, además se puede visualizar junto con el mosaico en el siguiente portal: http://ssig.conabio.gob.mx/apollo/. El mapa contiene los vectores que conforman la línea de costa, cada uno está caracterizado con el nombre del estado, la fuente y la fecha de adquisición de la imagen utilizada.

La cartografía de la línea de costa de la CONABIO complementa la cartografía nacional existente elaborada por el INEGI y la Secretaría de la Marina (SEMAR), y significa una herramienta fundamental para la toma de decisiones sobre los recursos naturales costeros.

Fuente: Crónica