De la ayudantía de AMLO, decidirá “imparcialmente” si Dos Bocas respeta el medio ambiente

Ángel Carrizales, quien fuese parte de la ayudantía del Presidente López Obrador, es decir, un colaborador encargado de facilitar las labores del Ejecutivo sin encargarse de ninguna tarea sustantiva, será quien decida si el proyecto de Dos Bocas y otras prioridades de la 4T en materia de hidrocarburos es respetuosa del Medio Ambiente.

Carrizales será el nuevo titular de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, responsable de vigilar “con imparcialidad y profesionalismo” que la infraestructura energética del país no sea un riesgo ambiental.

Carrizales parece tener mucho interés en el sector pues estuvo en las ternas presidenciales hasta en cinco ocasiones para ocupar un lugar en la Comisión Reguladora de Energía o bien como asesor independiente en Pemex. En todas, el senado de la República optó por no tomarlo en cuenta.

La Agencia tiene como atribuciones: “Aportar los elementos técnicos sobre Seguridad Industrial, Seguridad Operativa y protección al medio ambiente, a las autoridades competentes, para las políticas energética y ambiental del país” (…)

“Regular, supervisar y sancionar en materia de Seguridad Industrial, Seguridad Operativa y protección al medio ambiente, en relación con las actividades del Sector (energético), incluyendo las etapas de desmantelamiento y abandono de las instalaciones, así como de control integral de los residuos y las emisiones a la atmósfera” (…)

“Emitir las bases y criterios para que los Regulados adopten las mejores prácticas de Seguridad Industrial, Seguridad Operativa y protección al medio ambiente que resulten aplicables a las actividades del Sector”.

Dos Bocas tuvo su primer encontronazo con la Agencia cuando desmontó un terreno natural, propiedad de Pemex y que es precisamente donde se instalará la superrefinería a la que AMLO ha apostado para reducir el costo de los combustibles en Meéxico.