Manifestantes en Hong Kong son dispersados con gas lacrimógeno por la policía

La Policía de Hong Kong disparó descargas de gases lacrimógenos para romper una manifestación de miles de activistas, muchos de ellos vestidos de negro y con máscaras, en Victoria Park y Causeway Bay, lugares habituales para manifestaciones y vigilias.

Los manifestantes pretendían reunirse en Causeway Bay para pedir ayuda internacional a favor del movimiento social que dura meses en la ciudad, reportó el canal de televisión CNA.

De acuerdo con CNA, fue una respuesta temprana y rápida de la policía de Hong Kong a una concentración anunciada como una “llamada de emergencia” por los activistas prodemocráticos.

La policía antidisturbios también lanzó gases lacrimógenos para dispersar a una multitud en Hennessy Road y realizó redadas para detener a los manifestantes que llevaban máscaras.

La oficina de la agencia de noticias china Xinhua en Queen’s Road East fue destrozada por los manifestantes, reportó South China Morning Post.

Los agentes de la policía antidisturbios dispararon varias rondas de gas lacrimógeno en el área para dispersar a las multitudes.

En tanto, la estación central de Metro fue cerrada a medida que se extendían los enfrentamientos. Los manifestantes provocaron incendios en una salida del Metro y en la calle, incluyendo Chater Road.

Las empresas consideradas que tienen vínculos con China continental o puntos de vista pro-Beijing han sido blanco de los manifestantes en las últimas semanas.

La manifestación ilegal, junto con tres autorizadas en Central y Tsim Sha Tsui, marca el vigésimo segundo fin de semana consecutivo de protestas antigubernamentales en Hong Kong.