Migrantes en México son torturados con “descargas eléctricas en los genitales”

Los abusos y la violencia contra los migrantes en la frontera sur de México han ido en aumento: secuestros, violaciones sexuales y torturas, como descargas eléctricas en los genitales, son algunas de las vejaciones a los que son sometidos, informó este miércoles Médicos Sin Fronteras (MSF) en un reporte realizado por el equipo que trabaja en el municipio de Tenosique, en el estado de Chiapas (sureste).

El informe, realizado con testimonios recopilados en las últimas semanas por el personal de MSF que da atención médica y psicológica a los migrantes, revela la violencia que han sufrido estos al cruzar la frontera de Guatemala, en la ruta hacia Tenosique. “Estamos viendo más secuestros, mayor crueldad y más métodos de tortura en los grupos criminales que operan en esta área”, dijo Gemma Pomares, líder del equipo en esta zona de México.

El ‘modus operandi’ descrito por las víctimas es que son trasladadas a viviendas abandonadas, conocidas en México como ‘casas de seguridad‘, donde son atadas y torturadas de distintas formas hasta conseguir que proporcionen algún número telefónico de sus familiares para demandar el pago de un rescate.

El reporte destaca que, en menos de un mes, MSF ha brindado atención a 11 migrantes por tortura y secuestro; la cifra es igual al número de servicios brindados de enero a agosto de este año en la región.

“MSF ha brindado asistencia médica en Tenosique durante cuatro años. Si bien la violencia siempre ha sido una realidad en la ruta migratoria hacia el norte desde Guatemala a través de México, la extorsión y este nivel de violencia extrema se observaban más en las ciudades cercanas a la frontera con Estados Unidos y, hasta ahora, no eran tan frecuentes en el sur”, refirió Pomares.

Los médicos han brindado atención a personas violentadas sexualmente, que han recibido descargas eléctricas en los genitales o el ano, o que han sido obligadas a observar cuando sus compañeros son violados. Además, muchas de las víctimas llegan con heridas con armas de fuego o cuchillos.

Los migrantes también refieren que sus agresores los obligan a desnudarse y mantenerse así a la intemperie.

La organización advierte en su reporte que la nueva política migratoria del Gobierno de México, adoptada en junio pasado para contener los flujos migratorios hacia EE.UU., ha obligado a los migrantes a tomar rutas cada vez más peligrosas.

“Era solo cuestión de tiempo antes de que los altos niveles de violencia contra migrantes y refugiados que MSF ha visto en la frontera norte de México, se trasladaran al sur. Lo que estamos viendo son las consecuencias humanitarias del endurecimientode las políticas de migración contra personas que escapan desesperadamente por salvar sus vidas”, expresó Sergio Martín, coordinador general de MSF en México.

La semana pasada, una familia de migrantes hondureños fue rescatada en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, norte de México, después de que se difundiera un video en el que se veía a una mujer arrodillada, junto a varios niños, mientras un hombre les apuntaba con una pistola en la cabeza para extorsionarlos.

Se estima que 500.000 personas al año huyen de la violencia y la pobreza en El Salvador, Guatemala y Honduras con la intención de llegar a EE.UU. a través del territorio mexicano.

Fuente: RT Actualidad