Cada vez mas, el Congreso aumenta su gasto en pago de sueldos

En siete años, la proporción del monto de la nómina del Congreso del Estado con respecto al total del presupuesto anual ha crecido del 66.3% al 89.4%, convirtiéndose esta LXII Legislatura en la que más recursos destina a la partida de servicios personales.

Lo anterior queda reflejado en la propuesta de presupuesto de egresos del Poder Legislativo, aprobada la semana pasada por el Pleno del Congreso.

El documento contiene el apartado de resultados y proyecciones de las finanzas públicas, un capítulo ordenado por la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios. En esta sección se presenta la evolución del presupuesto de la dependencia cinco años antes y otros cinco posteriores con respecto al año presupuestado.

Es decir, que se muestran el desarrollo presupuestal del Congreso entre 2014 y 2020 y las proyecciones de su comportamiento entre 2021 y 2025.

Lo anterior da la oportunidad de observar el incremento sostenido del presupuesto total del Congreso, que quedó roto en un solo año, 2018, en donde el presupuesto se redujo 6.3 por ciento.

El documento muestra que en 2014, el Legislativo recibió 243.6 millones de pesos. Para 2020, recibirá 323.1 millones de pesos, un incremento de casi 80 millones de pesos.

Para 2025, dentro de dos legislaturas, se calcula un monto de 374.6 millones de pesos. En ese entonces, el presupuesto total del Congreso crecería 131 millones de pesos, equivalente al 53%.

En cuanto a la partida para la nómina, los datos muestran que ésta no se ha reducido en ningún año y que el incremento será más generoso.

En 2014, el Capítulo 1000 de Servicios Personales se llevó 161.6 millones de pesos, que equivalían al 66.3 por ciento del presupuesto total del Legislativo.

A partir de ahí, la proporción del monto de la nómina legislativa con respecto al presupuesto total siempre ha crecido, hasta llegar al 89.4% que alcanzará en 2020, ya que el Congreso destinará 288.9 millones de pesos a ese rubro.

Cabe destacar que a partir de 2021, las proyecciones calculan un incremento igual para los siguientes 5 años, de 2.9%, por lo que la proporción alcanzada el año entrante se mantendría igual en las estimaciones.