Los crecientes casos de linchamiento en México, por hartazgo ante la inseguridad

“La gente ya tuvo suficiente, y ésta es la única manera que tienen de defenderse. No es la decisión de una persona, es la edición de toda la gente”, argumentó un empresario local de la población de Tepexco, en el estado de Puebla, en el centro de México, sobre el linchamiento de siete personas hace un par de semanas.

La declaración del hombre, que pidió no ser identificado, fue recogida por el diario británico The Guardian, que destacó este evento dentro de una ola de linchamientos no sólo a lo amplio de México, sino de Latinoamérica, junto a lugares como Brasil y Bolivia.

Hace dos semanas, siete personas fueron ajusticiadas por los habitantes de la localidad poblana, ubicada a poco más de 100 kilómetros al sur de la Ciudad de México, después de que cinco presuntos secuestradores intentaron privar de su libertad a Armando Pérez Contreras, un empresario ganadero de la zona.

Puebla fue, durante 2018, el estado que más casos de linchamientos presentó en todo el país, con 48 sucesos, por delante del Estado de México (40) y de Tabasco (22).

Los pobladores lograron capturar a dos de los presuntos secuestradores, los cuales fueron golpeados brutalmente y posteriormente colgados de un árbol. Horas después localizaron a otros dos de los supuestos criminales, entre ellos un adolescente de 16 años de edad, que estaban escondidos a la orilla de la carretera.

Todos ellos fueron trasladados a la comandancia de la localidad, donde ya se encontraba el quinto hombre y supuesto líder de la banda. Un grupo de entre 200 y 300 pobladores se reunieron en las inmediaciones de la estación de policía y sacaron a los tres sujetos. Luego, los trasladaron a la plaza principal y los colgaron.

Los pobladores colgaron a los presuntos delincuentes y después quemaron sus cuerpos (Foto: Facebook)

Los pobladores colgaron a los presuntos delincuentes y después quemaron sus cuerpos (Foto: Facebook)

Por la noche, dos personas más fueron detenidas y, a pesar de que los elementos policiales ya se encontraban en el lugar, también fueron colgados.

Sometidos por criminales, ignorados por el estado y con pocos recursos ante la justicia, los residentes de estas áreas se sintieron expuestos y sacudidos, y sintieron que tuvieron pocas opciones más  que hacer ley por sus propias manos”, destacó el diario inglés.

“Estos linchamientos son la última expresión de una enfermedad regional que afecta a países desde Bolivia hasta Brasil, cuyo presidente de extrema derecha, Jair Bolsonaro, recientemente declaró que los criminales deberían ‘morir en las calles como cucarachas'”, señalaron.

A pesar de la presencia de policías y elementos de seguridad en el lugar, los habitantes pudieron llevar a cabo las ejecuciones de los supuestos delincuentes (Foto: Facebook)

A pesar de la presencia de policías y elementos de seguridad en el lugar, los habitantes pudieron llevar a cabo las ejecuciones de los supuestos delincuentes (Foto: Facebook)

Para el Guardian, el abandono se traduce en que las comunidades como Tepexco todavía sufren los estragos del terremoto de septiembre de 2017, que dejó docenas de muertos en Puebla y cientos en el centro del país: las dos iglesias católicas de la localidad se encuentran todavía en ruinas.

Además, otros edificios todavía no han sido demolidos y la escuela primaria no ha sido reconstruida. Los menores, unos 200 estudiantes, toman sus clases en un grupo de construcciones portátiles, que justamente dan hacia donde se improvisó la zona de ejecución de los linchados.

“Tepexco es un lugar tranquilo y pacífico”, expresó Porfirio Valentín Luna, el secretario de gobierno. “Desafortunadamente, los niños tuvieron que ver estos lamentables eventos. Era inevitable“, completó.

El nuevo gobernador de Puebla, Barbosa, visitó Tepexco y reprendió a los habitantes por los linchamientos, pero no visitó el lugar donde habían ocurrido los hechos (Foto: Mireya Novo/Cuartoscuro)

El nuevo gobernador de Puebla, Barbosa, visitó Tepexco y reprendió a los habitantes por los linchamientos, pero no visitó el lugar donde habían ocurrido los hechos (Foto: Mireya Novo/Cuartoscuro)

El nuevo gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, que asumió unos días antes de los hechos y visitó Tepexco, reprendió a los habitantes por los linchamientos, pero no visitó el lugar del incidente. Pese a sus reclamos, la gente del lugar, harta de la situación, no muestra arrepentimiento.

“Si alguien viene y quiere matar a tu familia, te vas a defender, con uñas y dientes, de ser necesario, y no vas a pensarlo dos veces. Somos gente de paz pero si (personas como las que lincharon) vuelven, haremos lo mismo otra vez”, dijo otra persona.

Los linchamientos han tenido una tendencia constante al alza en años recientes; con un aumento de 190% en 2018. El “Informe Especial sobre los Linchamientos en el Territorio Nacional”, presentado por el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González, asegura que es ese año hubo 174 casos con 271 víctimas.

Linchamiento en Xochimilco
Los casos de linchamiento tuvieron un aumento del 190% en 2018 comparado con el año anterior (Foto: Luis Carbayo/ Cuartoscuro)

Estos actos “constituyen una de las expresiones más graves de la crisis que en materia de inseguridad, violencia e impunidad enfrenta nuestro país“, declaró el funcionario en mayo de este año.

De los 174 casos de linchamiento revisados en 2018, 76% ocurrieron en cinco entidades federativas: Puebla (48), Estado de México (40), Tabasco (22), Ciudad de México (13) e Hidalgo (9), teniendo como resultado 246 víctimas, de las cuales 232 fueron hombres y 14 mujeres.

Fuente: Infobae