China rechaza nueva estructura en sustitución del tratado sobre misiles nucleares

Según el Ministerio de Exteriores chino, Pekín se opone al establecimiento de un tratado multilateral de control misilístico con su participación.

China está en desacuerdo con la creación de una nueva estructura para reemplazar el Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés), según afirmó este martes Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Exteriores del país asiático.

El tratado bilateral INF había sido suspendido por Rusia luego de que EE.UU. lo abandonara unilateralmente. Antes y después de la salida norteamericana, el presidente Donald Trump había expresado su creencia de que China también debería ser incluida en el pacto.

“La formación de dicho tratado multilateral enfrenta una serie de complejas dificultades de naturaleza política, militar y legal”, indicó Hua Chunying ante periodistas, según cita TASS. “No creemos que tenga ningún peso”, añadió.

La declaración se produce después de que el ministro de Exteriores japonés, Taro Kono, afirmara que el mundo necesita una nueva estructura de control misilístico que incluya a Rusia, EE.UU., China, Reino Unido y Francia.

“Si la parte japonesa está realmente preocupada por los asuntos de seguridad, primero debe comunicar a EE.UU. que tomar pasos unilaterales [para salir del Tratado INF] es inadmisible“, resumió la vocera china.

El Tratado INF fue firmado en 1987 entre la URSS y EE.UU. con el objetivo de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra que tuvieran un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

Washington abandonó el pacto en febrero alegando que Rusia había estado desarrollando en secreto misiles de alcance intermedio; en particular, unos proyectiles que supuestamente pueden ser disparados desde los sistemas de lanzamiento táctico-operacional Iskander-M, desplegados a lo largo de la frontera occidental rusa.

Moscú niega esas acusaciones y afirma haber cumplido con su parte del acuerdo. Por el contrario, acusa a Washington de haber incumplido el tratado al instalar en Europa lanzadores antimisiles Aegis Ashore, que pueden emplearse para disparar misiles de crucero y realizar otros lanzamientos balísticos prohibidos en el INF.

Fuente: RT