Investigación de medios descubre “desayunagate” en el Congreso del Estado

“Ese servicio nunca se canceló, jamas se canceló, en la práctica”, afirmó el diputado Mauricio Ramírez Konishi respecto a los desayunos previos a las sesiones plenarias del Congreso del Estado.

Lo anterior, a pesar de que por acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del 8 de noviembre de 2018 y con el argumento de la austeridad institucional, se decidió suspender a partir de esa fecha el servicio de refrigerios.
“Recuerdo que eso se acordó a iniciativa de una diputada, pero las y los legisladores de distritos alejados de la capital, los cuales tienen agendas y trayectos complicados, fueron los que solicitaron que se les siguiera dando ese apoyo”, mencionó, aunque sin precisar los nombres de esos diputados o diputadas.
El congresista dijo que “esta fue una petición que se tuvo que atender, y el tema de los desayunos no va más allá de un plato de yogurt, fruta y a lo mejor unos tacos sudados, algo que incluso les ha tocado a algunos de ustedes”, refiriéndose a representantes los medios de comunicación.
Cuando se le preguntó si no se trata de una situación irregular que primero se hayan cancelado los desayunos para luego retomarlos, respondió que “hay mecanismos para manejar eso, pero creo que le estamos dedicando demasiado a este tema”.
Y precisamente en otros temas, consideró urgente la definición de la plantilla laboral de la Unidad de Evaluación y Control (UEC) del Congreso, tema en el que señaló que probablemente se deban buscar espacios físicos adicionales a las instalaciones de la calle Pedro Vallejo, pues en este edificio ya no existen lugares para albergar a los 15 empleados que aproximadamente manejará el órganos dependiente de la Comisión de Vigilancia.
Fuente: Pulso