Bacterias fecales en las playas de Acapulco, provocan grave daño a la salud

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que cinco de las 21 playas de Acapulco, Guerrero, no son aptas para su uso recreativo, pues rebasaron el límite permitido de bacterias enterococcus, la cual es un indicador de contaminación fecal.

Las playas que se consideran no aptas para su uso recreativo son Caletilla, Hornos, Carabalí, Manzanillo y Sauve; ésta última es la que presenta mayor nivel de contaminación, con 3,968 enterococos por cada 100 mililitros. Cabe destacar que el límite permitido por la Cofepris con base en lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 200 NPM/100 ml.  Por su parte, Caletilla tiene 1,607 enterococos por cada 100 ml; Hornos y Carabalí 657; y Manzanillo 616.

Para arrojar dichos resultados, la autoridad sanitaria analizó en laboratorio más de 2,100 muestras de agua de las playas de mayor afluencia pública de los principales destinos turísticos del país. En total se estudiaron 273 playas de 17 estados costeros, que incluyen los principales destinos turísticos de México.

Carabalí y Playa Hornos de la bahía de Santa Lucia pertenecen a las cinco playas de Acapulco que fueron clasificadas como las más sucias del país (Foto: Cuartoscuro)

Carabalí y Playa Hornos de la bahía de Santa Lucia pertenecen a las cinco playas de Acapulco que fueron clasificadas como las más sucias del país (Foto: Cuartoscuro)

La tarea de revisión arrojó que 268 playas son aptas para su uso recreativo, pues se encuentran por debajo de los límites fijados. Sin embargo, algunas de ellas se encuentran en el límite aceptable, como la playa José Martí, en Veracruz, y Pie de la Cuesta, en Acapulco.

Esta tarea de revisión forma parte del Programa Vigilancia de Agua de Mar para Uso Recreativo con Contacto Primario, el cual monitorea la bacteria enterococcus faecalis para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar.

El informe, publicado el 8 de julio, muestra variaciones respecto al análisis publicado en abril, el cual arrojó que sólo dos playas en el estado de Guerrero (Hornos y Suave) tenían grandes indices de toxicidad. Sin embargo, en ese momento tenían 191 NMP/100 ml y 183 NMP/100 ml, respectivamente.

La calidad del agua es un factor primordial para garantizar la protección a la salud de los usuarios. Diversos estudios indican que las enfermedades de mucosas, piel y digestivas presentadas por los turistas, están relacionadas con los niveles de contaminación fecal. Es por ello que las autoridades recomiendan tener mayores precauciones con los menores de edad.

Fuente: Infobae