Demanda penal al secretario del Hábitat de la UASLP por agresiones

El presidente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad del Hábitat de la UASLP, Emiliano Vélez Silva informó que procederá legalmente en contra del Secretario General de la facultad, Fausto Alfonso Saucedo Díaz, quien lo agredido físicamente la semana pasada al interior de la institución, debido a que ha recibido amenazas para que no proceda.
En rueda de prensa, el líder estudiantil relató que el Secretario General lo agredió física y verbal-mente en días pasados y al ser consciente de que no se deben tolerar este tipo de situaciones, decidió demandarlo ante la ley, además que personas cercanas a él han recibido amenazados por personas desconocidas.
“Declaro públicamente que hago responsable a Fausto Alfonso Saucedo Díaz, sobre cualquier situación o amenaza que ponga en riesgo mi integridad y la de mis compañeros, solicite los ví-deos de la zona para que vean que una persona cercana a mí fue interceptada por una camione-ta blanca de donde descendieron cuatro sujetos tapados que me advirtieron de una primera amenaza”, dijo.
Expuso que la finalidad de proceder es terminar con los abusos que prevalecen en la casa de estudios, mismos que ya han dado a conocer al rector de la UASLP, Manuel Fermín Villar Rubio, quien prometió hacer justicia en este caso.
“Siendo representante de la facultad, acudí a dialogar con este maestro, pero el recurrió a la violencia, quien es un grupo de personas, y compañeros míos que tenemos identificados. La agresión se dio cuando me dirigí a hablar de temas de los estudiantes, él recurrió a este tipo de actos, me empujó, hubo contusiones en la mano, eso fue el pasado miércoles y ahora han llegado a las amenazas”, afirmó.
Emiliano Vélez lamentó que el funcionario universitario siga en funciones después de las agre-siones, y aunque el rector ha referido que se investigará el caso, el victimario se mantiene en el encargo y ahora amenaza a quienes están cercanos a Emiliano Veliz Silva “atentaron contra una persona muy cercana a mí para que ya no hiciera más escándalo”.

Fuente: El Heraldo