Aprobado por Congreso del Estado, el matrimonio entre personas del mismo sexo

El Congreso del Estado aprobó el establecimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo, en votación con 14 votos a favor, una abstención y dos votos en contra.

En el recinto se enfrentaron a gritos, grupos de activistas a favor y en contra, y culmina así un proceso de más de 3 años durante los cuales se había eludido la definición del Congreso, congelando la iniciativa, y haciéndola objeto de rechazos en comisiones, con uno u otro pretexto.

San Luis es de los últimos Estados de la República que en su Constitución establecían el matrimonio como la unión entre “un hombre y una mujer”, precepto que de acuerdo a la legislación nacional e internacional y el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, era violatorio de los derechos humanos.

De hecho, quienes siendo del mismo sexo tenían la intención de contraer matrimonio entre sí, debían cargar con costos y trámites que les ponían en circunstancia de discriminación ya que debían solicitar el matrimonio al Juez Civil, recibir de éste la contestación negando sus derechos en términos de la legislación local, y con esa negativa, solicitar un amparo ante la justicia federal, que dada la jurisprudencia y leyes nacionales en la materia, se resolvían en automático a favor de los solicitantes y solo entonces podían contraer matrimonio.

Con las reformas aprobadas este día, termina un periodo oscuro en la historia del Estado, por la negación de los derechos humanos que significaba la normatividad ahora modificada.