Cárcel a la directora de Colegio Rebsamen por la muerte de 19 niños y 7 adultos

A un año y ocho meses de que el colegio Enrique Rébsamen colapsara por el sismo del 19 de septiembre, la directora y dueña de esa escuela, quien se dio a la fuga durante ese tiempo, Mónica García Villegas, aseguró ser inocente de la muerte de 19 niños y siete adultos.

En su primera audiencia justificó que el día de los hechos ella también estuvo entre los escombros y trató de ayudar a las víctimas.

“Yo protegí a los niños, fue una tragedia natural”, dijo ante la juez de control, Esperanza Medrano Ortiz. Vestida de beige, como lo marca el reglamento del Centro Femenil de Readaptación Social de Santa Martha Acatitla, a donde fue ingresada el sábado, la mujer esperó durante varios minutos a que los familiares de las víctimas se acomodaran en la sala de oralidad del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, ubicada en la Colonia Doctores.

Mientras la imputada tomó la palabra era observada por decenas de padres de los niños que perdieron la vida; algunos portaban playeras con las fotos de sus hijos.

Durante más de año y medio, García Villegas estuvo prófuga de la justicia y en ese tiempo promovió varios amparos, por ejemplo, en contra de la orden de aprehensión, contra el aseguramiento del colegio y para poder tener acceso a la investigación que era realizada en su contra.

En la audiencia de este domingo, el Ministerio Público solicitó que la sesión fuera privada, lo que fue apoyado por los asesores jurídicos de las víctimas indirectas y por la defensa de García Villegas, bajo el argumento de que se difundirían datos sensibles.

La jueza determinó que la audiencia fuera privada para proteger el interés superior de la niñez. Después, la imputada escuchó la acusación por parte del Ministerio Público, ya que se le señala por el homicidio culposo de 26 personas.

La juzgadora le impuso prisión preventiva justificada, por lo que permanecerá en la cárcel femenil de Santa Martha.

Su defensa pidió tiempo a la jueza para ofrecer pruebas y será hasta el próximo jueves cuando se determine si se le vincula o no a proceso.

En la diligencia se revisó que la orden de aprehensión se cumpliera de forma legal y esto fue aceptado por las partes.

Por la tarde, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que no se negoció nada en la detención de Mónica García Villegas, y se comprometió a que se hará justicia.

Fuente: Heraldo de México