Causan lluvias inundaciones en Paraguay

Debido a las intensas lluvias registradas durante los últimos días en Paraguay se han registrado las peores inundaciones de los últimos 50 años en el país sudamericano, informaron medios locales.

Por lo menos 197 escuelas fueron cerradas y al menos 96 en situación de riesgo. El Gobierno envió este viernes varios convoyes con toneladas de alimentos a la localidad de Pilar, donde el 80 por ciento se encuentra inundada, y a la zona del Chaco paraguayo, donde hay miles de afectados por las inundaciones debido a las intensas lluvias caídas en el país.

Líderes de unas 40 comunidades indígenas de esa zona reclamaron el jueves a las autoridades asistencia y ayuda, ya que el agua ha anegado caminos e imposibilita la llegada de alimentos y el acceso a las escuelas y centros de salud.

El Ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEM), Joaquín Roa, indicó que esta tarde salió un convoy con 14 mil kilos de alimentos, 2 mil carpas, embarcaciones ligeras, colchones y frazadas para las localidades más golpeadas.

De acuerdo con medios, desde marzo pasado unas 40 mil personas fueron evacuadas por el desborde del río Paraguay, que nace en Brasil y atraviesa el país de norte a sur.

Asunción, San Lorenzo y Fernando de la Mora son algunas de las ciudades más más afectadas. Diversas zonas del centro de la capital también quedaron inundadas tras las fuertes lluvias caídas esta tarde, que ocasionaron raudales de agua que desplazaron a muchos vehículos aparcados, así como cortes de luz.

El agua anegó además algunos centros comerciales y sedes institucionales como los ministerio de Interior y el de Cultura En Asunción las inundaciones comenzaron el mes pasado con la crecida del río Paraguay, que obligó a miles de familias a abandonar sus hogares.

La Dirección de Meteorología informó que el río Paraguay tenía el viernes una altura de 8,6 metros, seis centímetros más que el jueves, sobrepasando el nivel crítico. Asimismo, indicaron que hubo ventarrones de hasta 70 kilómetros por hora.

Fuente: Reforma

Deja un comentario