Disturbios por el festejo del ascenso en el Futbol, y las autoridades indolentes

El triunfo del Atlético de San Luis y los festejos por el ascenso a la Liga MX, dejaron en evidencia una vez más, el desinterés de los gobiernos tanto de la capital como del Estado. La celebración en la avenida Venustiano Carranza pudo terminar en tragedia ante la inacción de las autoridades, pues en el estado, sin tomar las previsiones necesarias, se encontraban funcionarios de primer nivel como el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, el secretario de Seguridad Pública, Ernesto Pineda, y Sebastián Pérez, secretario general del ayuntamiento. Además de esto, a la hora de que dichos servidores públicos se encontraban en el estadio, un nuevo asesinato ocurrió en la colonia General I. Martínez.

Primero, cuando los funcionarios se alistaban para disfrutar el partido en el que el Atlético de San Luis venció a Dorados de Sinaloa y con lo cual consiguió el ascenso, afuera del estadio aficionados molestos por no haber conseguido boletos para el encuentro, se enfrentaron con policías a las afueras de estado Alfonso Lastras lanzando piedras y bombas molotov.

En videos que circulan en redes sociales se observa en momento del enfrentamiento, el cual ocurrió casi al mismo tiempo que Ernesto Pineda arribaba al estadio, uniformado, pero con los colores del Atlético de San Luis, no con los de la corporación, él se disponía a disfrutar del encuentro y no de coordinar el operativo de seguridad en el lugar.

Sebastián Pérez tomaba cerveza en la zona de palcos del estadio mientras la gente ya preparaba los festejos, que como tradicionalmente ocurre, se realizaron en la avenida Venustiano Carranza. Generalmente hay operativos de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal, sin embargo, al ser el secretario general el encargado y en este caso estar atento al encuentro, no hubo tal apoyo.

En otros videos que también circulan en redes sociales, se observa como algunos pseudo aficionados, durante los festejos agreden a automovilistas que circulan por la avenida Venustiano Carranza, subiéndose a los vehículos y provocándoles daños, y pese a que algunos intentan calmar la situación, la mayoría prefiere “festejar” causando destrozos.

En ninguno de los videos se observa presencia de ninguna corporación, ya sea de la capital o del Estado, puesto que los responsables de los operativos coordinados habían estado en el partido sin tener conocimiento de lo que ocurría.

Horas antes del encuentro, el alcalde de la capital, Xavier Nava, acudió a la plaza de Los Fundadores, donde, según medios afines a su administración, “jugó una cascarita con la raza y hasta los niños le entraron a la reta”, sin embargo, pese a comprobar la cantidad de gente que acudió al lugar, no ordenó algún operativo para los festejos.

Las acciones de quienes se ostentan como aficionados del Atlético de San Luis, así como de las autoridades delo ayuntamiento y el Estado por no salvaguardar la seguridad de quienes transitaban por la avenida Venustiano Carranza, que además es la más importante de la ciudad, han sido reprobadas en redes sociales por usuarios indignados ante la falta de interés y coordinación de los encargados de poner orden en este tipo de eventos.

Al momento, ninguna autoridad ni el propio club han hecho algún posicionamiento en torno a los disturbios luego del partido de ayer.