Fiscalía no investigará a municipales abusivos, sin denuncia de los afectados

Seis policías fueron suspendidos luego de ser captados en dos videos; en una grabación despojando de sus pertenencias a un joven y en otro hecho persiguiendo y amedrentando a una pareja; en ambos se hace alusión a la patrulla 3210.

“Entendemos que ya se realizó una primera suspensión, desde luego tiene que venir también un proceso administrativo que no viole los derechos humanos de los policías pero lo correcto es que ya no estén ellos ahorita brindando el servicio”, dijo Jorge Andrés López, titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en SLP.

Por otro lado Edgar Jiménez, director de la Policía Municipal de SLP dijo que “No solamente vamos a esperar hasta que el ciudadano venga, sino que en el momento que se conoce el video por parte de la dirección, en este o cualquier otro video se ordena que se tomen cartas, que se abra carpeta y se tome la declaración de los elementos para que sean separados del cargo en ese momento”

A pesar de los videos la Fiscalía esperará a que los agraviados presenten la denuncia correspondiente, de lo contrario no iniciarán investigaciones.

“Lo que necesito es que la persona que se sienta agraviada de alguna manera venga y diga que es lo que sucedió; si son extorsionados: ¡que lo digan!, si son de alguna manera maltratados: ¡que lo digan!, para poder tener un punto de partida”, señaló Federico Garza, fiscal de San Luis Potosí.

Por la respuesta del fiscal, el Congreso del Estado manifestó su malestar y exhortó a la Fiscalía para que indague el hecho que abona a la corrupción e impunidad.

“Afortunadamente hubo alguien que pudo captarlo, ¿Cuántas veces no se han dado casos de este tipo que no existe forma de documentarlo, yo no coincido con la postura de la fiscalía… si hay voluntad de que se resuelva el problema que tienen que ver con corrupción pues se tendría que atender el video como una prueba y hacer toda una investigación”, señaló la diputada Beatriz Benavente Rodríguez.

San Luis Potosí, registra de acuerdo a diversas mediciones oficiales y de organizaciones civiles, una de las peores calificaciones de la ciudadanía en relación a la confianza hacia sus policías.

Fuente: Periódico Momento