Caen las bolsas de Europa por detención de la ejecutiva de Huawei en Canadá

La hija del fundador del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei fue arrestada en Canadá y se enfrenta a la extradición a Estados Unidos.

Meng Wanzhou, quien es la directora financiera de la compañía, fue arrestada en Vancouver el 1 de diciembre.

Los detalles sobre el arresto no fueron divulgados, pero Estados Unidos está investigando a Huawei por una posible violación de las sanciones contra Irán.

La embajada china en Canadá protestó por la detención y demandó su liberación.

Huawei dijo que tenía poca información sobre los cargos y que “no estaba al tanto de ningún delito por parte de Meng”.

El Ministerio de Justicia canadiense solo confirmó la fecha y detención de Meng, agregando que “Estados Unidos busca su extradición, y se ha fijado una audiencia de fianza para el viernes”.

Se explicó que no podía decir más porque la directora financiera de Huawei había solicitado una prohibición a la publicación de detalles y esto había sido ordenado por los tribunales.

La detención de Meng se produce en un momento sensible en las relaciones entre Estados Unidos y China. Las naciones están en medio de una guerra comercial por la que cada una ha impuesto aranceles millonarios sobre numerosos bienes producidos por la otra.

El arresto no ayudará a la tregua arancelaria de 90 días que acordaron ambos países después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, se reunieran en el G20.

¿Qué hay detrás del arresto?

Medios estadounidenses reportaron que Huawei está bajo investigación por posibles violaciones a las sanciones estadounidenses contra Irán.

Trump restableció el mes pasado las sanciones contra Irán, que habían sido eliminados bajo el acuerdo nuclear de 2015.

Además, legisladores estadounidenses acusaron en numerosas ocasiones a la compañía de estar amenazando la seguridad nacional, argumentando que su tecnología podría ser utilizada por el gobierno chino para espionaje. Derechos de autor de la imagen Reuters Image caption Algunos gobiernos occidentales temen que Pekín obtenga acceso a las redes móviles de quinta generación (5G) a través de Huawei.

La compañía es una de las mayores proveedoras de equipos y servicios de telecomunicaciones del mundo y recientemente superó a Apple para convertirse en el segundo fabricante de teléfonos inteligentes después de Samsung.

Pero algunos gobiernos occidentales temen que Pekín obtenga acceso a las redes móviles de quinta generación (5G) a través de Huawei y amplíe su capacidad de espionaje, aunque la firma insiste en que no hay control gubernamental.

¿Cómo respondieron China y Huawei?

Huawei dijo que su directora financiera fue detenida en una conexión de vuelos.

En un comunicado dijo que había cumplido con “todas las leyes y regulaciones aplicables donde opera, incluidas las leyes y regulaciones aplicables de control y sanción de exportaciones de Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea”.

La embajada china en Canadá mostró un enojo mucho mayor.

Dijo que Canadá, a solicitud de Estados Unidos, había arrestado a una ciudadana china que “no había violando ninguna ley estadounidense o canadiense” e instó a que “corrija la ofensa y restaure la libertad de Meng Wanzhou”.

“La parte china ha mostrado su severo descontento ante la parte estadounidense y canadiense, y les instó a que corrijan inmediatamente y restauren a libertad personal de Meng Wanzhou”.


Caen con fuerza las bolsas de Europa ante las tensiones con China por la detención de la ejecutiva de Huawei en Canadá

Hacia las 10.30 GMT, los índices más importantes profundizaban las caídas presentadas en la apertura de la sesión.

La bolsa de Londres pierde 2,56%, el DAX de Frankfurt 2,35% y el CAC-40 de París 2,43 por ciento. A su vez, en Madrid, el Ibex-35 también retrocede en 2,08% y el índice italiano FTSE cae 2,37 por ciento.

Por su parte, la bolsa de Japón también cayó al conocerse la detención de Wanzhou Meng, hija del fundador del gigante tecnológico chino, en Canadá el sábado pasado, después de que Washington solicitase su extradición por la supuesta violación de las sanciones impuestas por Washington contra Irán.

El índice Nikkei llegó a caer un 2,45%, aunque cerró la jornada con un negativo de 1,91 por ciento.

China pidió este jueves explicaciones a EEUU y Canadá por la detención de Meng, en momentos en que ambas potencias económicas intentan llegar a un acuerdo para desescalar los aranceles de la guerra comercial.

Fuente: Infibae y BBC Mundo