Proceso nacional, se ocupa otra vez de las tranzas del Tekmol

SAN LUIS POTOSÍ, SLP (apro).- En respuesta a la investigación que realiza la organización Ciudadanos Observando sobre el uso de la partida para apoyos sociales en el Congreso local, tres potosinos denunciaron penalmente ante la Fiscalía al diputado del PRI, José Luis Romero Calzada, actual aspirante a diputado federal por ese partido, por cobrar apoyos en su nombre sin que les entregara un solo peso.

En total, las denuncias arrojan un monto superior a 124 mil pesos que el diputado justificó con facturas apócrifas y cartas con firmas falsas, y así la Junta de Coordinación Política del Congreso le entregó los recursos.

Como lo han hecho otros legisladores locales –es el caso del panista Mariano Niño que ya lleva cuatro denuncias–, el priista Romero Calzada utilizó documentos de identidad de estas tres personas para elaborar falsas solicitudes de apoyos, mismos que cobró y por las que incluso presentó cartas de agradecimiento supuestamente firmadas por los beneficiarios.

Las ciudadanas Ernestina Muñoz Hernández y Martha Alicia Cardona Núñez, así como Rogelio Vega Ortiz, vecinos de los municipios de Salinas de Hidalgo y Villa de Ramos, exhibieron públicamente al diputado del PRI por utilizar sus nombres y falsificar sus firmas para cobrar recursos que ellos nunca solicitaron ni recibieron, en dinero o en especie.

En conferencia de prensa, el vocero de Ciudadanos Observando, José Guadalupe González, explicó que, tras la obtención de las listas de apoyos y facturas de la partida de ayuda social del diputado Romero Calzada a través de solicitudes de acceso a la información, la organización civil difundió en su portal y redes los nombres de los presuntos beneficiarios para que éstos revisaran e hicieran constar si habían recibido la ayuda o no.

Fue así como las tres personas mencionadas se pusieron en contacto con la organización que, con apoyo de otros activistas anticorrupción, les brindaron información y asesoría legal, por lo que decidieron presentar las denuncias en contra del diputado.

Según las solicitudes que Romero metió ante la Junta de Coordinación, el dinero se utilizó en la compra de materiales de construcción y una fotocopiadora requeridos por las tres personas.

Para ello, entregó una factura por 102 mil 247 pesos de la empresa Sistema de Comercialización Nava SA de CV, misma que está reportada por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) como sospechosa por expedir facturas apócrifas.

La organización verificó el domicilio fiscal de la supuesta empresa, localizado en la calle Nereo Rodríguez Barragán 1114 interior 1, y se encontró con que en ese lugar funciona una escuela de manejo y nadie supo dar señas de la referida empresa.

La segunda factura presentada por Romero Calzada está a nombre de Smart Moon SA de CV, que aparentemente cobró 22 mil 470 pesos por material para vivienda.

La empresa reporta como domicilio fiscal el número 174 de la calle Francisco de Asís Castro en la colonia Jardín. Pero en ese domicilio no hay tal, sino una empresa de outsourcing denominada Servicios Administrativos y Contables, misma que figura en otras comprobaciones falsas hechas por varios diputados, como los panistas Mariano Niño y Héctor Mendizábal.

Esta empresa vende facturas a cambio de 8% del valor total de las mismas, según documentó Ciudadanos Observando.

Los tres denunciantes dicen no tener idea de cómo pudo el diputado obtener sus datos, aunque en los tres casos se han registrado en el programa federal Prospera.

Por “operaciones” de este tipo, están denunciados además de los tres legisladores ya mencionados, el diputado del PRD José Guadalupe Sánchez Torres y los también panistas Enrique Flores Flores, Héctor Meraz y Josefina Salazar Báez.