Repudian en el Vaticano explotación de monjas como mano de obra barata en la Iglesia Católica

Las monjas se ven obligadas a trabajar largas horas en las casas de obispos y cardenales, limpiando y cocinando, ganando muy poco o nada, narra el periódico de la Santa Sede.

El periódico oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano, ha puesto sobre el tapete el tema de la explotación económica generalizada de monjas como mano de obra barata o no remunerada por parte de la jerarquía masculina de la Iglesia Católica, y pide el inmediato final de esa servidumbre. El texto publicado incluye relatos de varias monjas sobre sus experiencias.

Así, una monja identificada en el artículo como Sor María contó que muchas de ellas trabajan largas horas en las casas de obispos y cardenales, limpiando y cocinando, y no son invitadas a compartir comidas en la misma mesa. “Están profundamente frustradas, pero temen hablar porque detrás de todo puede haber historias muy complejas”, explicó.

Otra monja –presentada como la hermana Paule– afirmó que en muchos casos no tienen contratos con las parroquias con las que trabajan, por lo que ganan poco o nada. “Es una injusticia que también ocurre en Italia, no solo en tierras lejanas”, dijo.

Las hermanas entrevistadas señalaron que el mayor problema en este caso es la falta de reconocimiento de la desigualdad de género dentro de la Iglesia. Aseguraron que monjas con doctorados en asignaturas como teología han sido enviadas a hacer trabajo doméstico, sin ninguna explicación, mientras que las vocaciones masculinas son valoradas.

 

Fuentew: RT Noticias