Al dirigente minero al que López Obrador hizo candidato a Senador: más de 100 mil dólares para que viva en Canadá

El dirigente del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico-Frente (SNMM), Carlos Pavón Campos, rechazó que Napoleón Gómez Urrutia, designado por Morena como candidato plurinominal al Senado de la República, haya esclarecido el destino de los 55 millones de dólares de los trabajadores mineros, y agregó que al dirigente minero le entregan mensualmente más de 100 mil dólares en Vancouver, Canadá, donde se encuentra desde hace 17 años para no ser encarcelado.

“Yo tengo 20 idas a Vancouver y cada vez que íbamos ahí, acompañado de 4 a 6 personas, la Tesorería del Sindicato nos daba a cada uno 9 mil dólares para llevárselos. Ésta es una práctica que siguen haciendo para su estancia en Vancouver, por lo menos dos veces al mes. Esto independientemente de los 55 millones de dólares que desapareció y que eran recursos del sindicato”, dijo Pavón Campos en entrevista con La Razón.

Aseguró que el líder sindical, presidente y secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderurgicos y Similares de la República Mexicana, “no es una blanca paloma”, al señalar que no sólo esfumó los 55 millones de dólares sino que se ha dedicado a extorsionar a empresarios a quienes les exige entre un millón de pesos y dos millones de dólares para que no estalle una huelga en sus negocios.

Señaló que López Obrador no puede decir que el regreso de Napito es un acto de justicia, “cuando sabemos que es un delincuente”.

Refirió que todos los recursos que le son entregados en Canadá son del sindicato que encabeza y al que pertenecen unos 10 mil trabajadores, a los que se les descuenta el 1.5 por ciento de su salario.

Dijo que la honestidad que dice tener Gómez “es una vil mentira. Por qué no ha aceptado una auditoría, para saber si está o no mal gastado el dinero”.

Expresó que Napito no está enfrentado al sistema, sino más bien a delitos federales y estatales por el robo de los 55 millones de dólares a más de 20 mil mineros”.

Fuente: La Razón