17 muertos y 15 heridos en tiroteo en escuela de Florida (Video)

Poco antes de la hora de salida en una escuela al norte de Broward, un ex estudiante que había sido expulsado entró con un fusil y empezó a disparar indiscriminadamente, quitándole la vida a 17 personas e hiriendo a otras 15.

El incidente del miércoles en Marjory Stoneman Douglas High School, en Parkland, es el tercer tiroteo más mortífero en una escuela de los Estados Unidos y el peor en una escuela de la Florida.

El Departamento de Policía de Broward identificó al presunto atacante como Nikolas Cruz, de 19 años y quien vive a solo dos millas de la escuela, una de las más grandes de Broward (tiene más de 3,000 estudiantes).

Oh, Dios mío”, gritaba uno de los estudiantes mientras se escuchaban los continuos disparos, según un video publicado en las redes sociales.

En otras grabaciones, otros alumnos lloraban y se agachaban debajo de sus pupitres para protegerse de las balas.

Doce víctimas murieron dentro de la escuela, dos afuera, otra en una calle y otras dos en el hospital, informó Scott Israel, jefe de la Policía de Broward, en declaraciones a la prensa.

La policía ha identificado a las 12 víctimas asesinadas dentro de la escuela. Los nombres no se divulgarán hasta que todos los padres sean notificados.

Entre los 17 fallecidos hay adultos y menores de edad.

En la noche del miércoles tres heridos permanecían en condiciones críticas, según autoridades del sistema médico de Broward.

El presunto atacante usó un fusil semiautomático AR-15 y varios cargadores. Cruz huyó a una escuela aledaña y fue arrestado en una calle residencial, luego de una persecución de más de una hora.

“Fue un acto detestable y catastrófico”, dijo el oficial Israel, cuyos tres hijos fueron estudiantes de esa escuela.

Por su parte, Robert W. Runcie, superintendente del distrito escolar de Broward, dijo que las autoridades no recibieron ninguna advertencia ni amenaza del tiroteo. “Es un día terrible para nosotros”.

Luego de que se escucharon los disparos, imágenes de helicópteros captaron a decenas de estudiantes que salían corriendo de la escuela desesperados con las manos en alto.

“Mi hijo vio mucha sangre en el piso y empezó a correr desesperado”, dijo Patricia Cruz, madre de uno de los alumnos sobrevivientes. “Jamás pensé que iba a estar viviendo esto. Oren por las familias que tienen sus hijos heridos, o quizás muertos”.

Fuente: El Nuevo Herald