Margarita Zavala amenaza irse como candidata independiente

Margarita Zavala no está dispuesta a cometer otro error por precipitarse en las declaraciones, como le ocurrió con el apoyo anticipado -en un chacaleo- al Frente PAN-PRD. La precandidata panista tardó varios días en darse cuenta que la conformación de un frente la dejaba mal paraba, pues nadie en el Sol Azteca permitiría que sea la candidata. El legado del sexenio de Felipe Calderón todavía juega muy fuerte en el perredismo.

Por eso, la ex primera dama ya comprendió que debe fijar desde ahora una posición clara sobre el método de selección del candidato. En ese sentido, una elección interna entre la militancia sería, de nuevo, la ruta más espinosa para Zavala. Anaya no sólo maneja la mayor parte de la estructura -otro pedazo del partido está en manos de Moreno Valle- sino que los propios sondeos marcan que en ese escenario perdería.

“A su papel incendiario, de crítica permanente, ahora le sumó la rebelión de sus senadores, que la deja muy cerca Los Pinos. Es el mejor escenario para nosotros, porque deja a Ricardo como la opción genuinamente opositora y de renovación”, explicaron desde el CEN panista a La Política Online.

En efecto, Margarita tuvo que salir con un video en redes sociales a desmarcarse de Ernesto Cordero y del presunto apoyo al pase automático de Raúl Cervantes. “Condeno la maniobra protagonizada por algunos senadores panistas por haberse llevado a cabo a espaldas del partido”, dijo.

Pero la mañana de este miércoles dejó más definiciones: “Si no le gustan las encuestas -porque pierden- entonces hagamos una eleccción abierta, con participación de todos los ciudadanos. Con todo el desgaste que esto trae. Pero estudiemos esa posibilidad”.

La postura de Zavala coincide con el consejo que recibió Rafael Moreno Valle, en su última visita por Los Pinos. LPO reveló que el ex gobernador poblano fue advertido de que la relación del Gobierno con el joven queretano ya había ingresado en un punto de no retorno, y que lo mejor era empezar a tender puentes con el matrimonio Calderón.

El planteo del PRI es que una definición abierta podría tener injerencia el aporte de la estructura de los gobernadores priistas. “El problema que tienen es que ese método no figura en los estatutos. No es legal. No hay chances de que haya una elección abierta”, insistieron desde el CEN blanquiazul.

Como sea, Zavala ahora vuelve a jugar con las amenazas de una ruptura. Ya lo había deslizado el propio Calderón en una reunión del Consejo Nacional en el pasado mes de mayo: “Yo sí he pensado, honestamente, la opción de salirme del PAN”.

Ahora, Margarita empieza a jugar con esa posibilidad. “Si tengo un plan B no se los voy a decir”, respondió enigmática cuando le preguntaron por qué una encuesta de Berumen ya la medía como candidata independiente, por fuera del PAN.