NorCorea detonó una bomba de hidrógeno

Los servicios sismológicos de varios países detectaron este domingo un potente temblor en Corea del Norte, una actividad sísmica que según Seúl tuvo un origen “artificial” y que podría ser resultado de la detonación de una bomba nuclear. De confirmarse, se trataría de la sexta prueba atómica realizada por el régimen y la más potente registrada hasta ahora. Pyongyang realizará esta tarde, hora local, un anuncio al respecto.

China y Estados Unidos aseguraron que el sísmo fue de magnitud 6,3, mientras que Corea del Sur lo rebajó a 5,7. El temblor se detectó sobre las 12:20 hora surcoreana (3.20 horas GMT) en el noreste del país, en una zona cercana a la base nuclear de Punggye-ri, donde se llevaron a cabo las cinco pruebas anteriores.

Ocho minutos después, los sismómetros registraron un segundo terremoto en las mismas coordenadas, de magnitud 4,6. Ambos se detectaron muy cerca de la superficie. Según describe la administración china, el primero sería una “sospecha de explosión”, mientras que el segundo se debería a un “derrumbe”. El temblor se pudo sentir en la provincia china de Jilin, fronteriza con Corea del Norte.

El Gobierno japonés, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Taro Kono, confirmó que Corea del Norte ha efectuado una prueba nuclear tras examinar los datos de su agencia meteorológica y “otra información”.

Corea del Sur ha puesto en alerta a su Ejército y la oficina presidencial convocó de inmediato una reunión del Consejo de Seguridad Nacional para evaluar la situación, informa la agencia Yonhap. La supuesta detonación, aún no confirmada por ningún medio estatal norcoreano, ocurre pocas horas después de que Pyongyang anunciase poseer una bomba de hidrógeno lista para ser instalada en un misil balístico intercontinental.

Sin tener en cuenta este último ensayo, Corea del Norte ha realizado cinco pruebas atómicas, dos el año pasado, que han suscitado el rechazo unánime de la comunidad internacional y provocado la aprobación de varias rondas de sanciones económicas contra el régimen. La última de ellas entró en vigor en agosto, después de que Pyongyang efectuara con éxito dos lanzamientos de misiles de alcance intercontinental.

En la última prueba nuclear, que se realizó hace prácticamente un año, los expertos calculan que Corea del Norte detonó una bomba atómica de diez kilotones que provocó entonces un terremoto de magnitud 5,3. Teniendo en cuenta los parámetros que se conocen hasta el momento, Seúl estima que la explosión esta vez ha sido prácticamente diez veces mayor.

Fuente: El País