Suprema Corte avala “sin voto no hay dinero”

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró constitucional la reforma denominada “Sin Voto no Hay Dinero”, que entrará en vigor en el estado de Jalisco, en 2019, con la que se pretende reducir el financiamiento público a los partidos políticos; el fallo sienta un precedente a nivel nacional.

Con siete votos a favor y cuatro en contra, el Pleno del Alto Tribunal se opuso al proyecto de sentencia elaborado por el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo que proponía anular la también llamada Ley Kumamoto.

El ministro argumentó que el Congreso de Jalisco se extralimitó en sus facultades al aprobar dicha ley, ya que este tema sólo corresponde al Congreso de la Unión.

Sin embargo, la mayoría coincidió que el poder legislativo estatal no se excedió en sus facultades.

El mencionado estatuto fue impugnado por los partidos Verde Ecologista de México, Nueva Alianza y Morena.

El pasado 1 de junio, el congreso jalisciense aprobó la iniciativa #SinVotoNoHayDinero presentada por el diputado independiente, Pedro Kumamoto, con la que se prevé se reducirá en 60 por ciento el financiamiento a los partidos políticos en la entidad.

Con 31 votos a favor, dos abstenciones y cinco votos en contra, los diputados locales aprobaron que en los años electorales el dinero que reciban los partidos dependa del número de personas que convenzan para votar y que en los años no electorales, exista una disminución de 20 por ciento de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) para calcular cuánto van a recibir los partidos políticos.

Los diputados desecharon la propuesta del gobernador, Aristóteles Sandoval, que proponía eliminar recursos a partidos políticos en años no electorales.

El fallo que dictó el Alto Tribunal será fundamental, porque una iniciativa similar fue presentada en el Congreso de la Unión, por Kumamoto.

En enero de este año, el legislador independiente, presentó la iniciativa de reforma en la Cámara de Diputados para reducir el financiamiento público a los partidos políticos.

El documento propone modificar la fórmula de distribución de recursos públicos a los partidos para que la base a partir de la que se calcula el financiamiento sea la votación válida emitida en la elección federal o local anterior y no el padrón electoral, como ocurre actualmente.

Con modificaciones a sólo un artículo de la constitución y uno de la Ley General de Partidos Políticos, la propuesta de Kumamoto generaría un ahorro total de 2 mil 253 millones 304 mil 202 pesos al año, de acuerdo con el documento que puede consultarse en el sitio #SinVotoNoHayDinero.

Se trata, señala la propuesta, de un cambio a la fracción segunda del artículo 41 de la Constitución para que el financiamiento se calcule anualmente a partir de la votación válida emitida multiplicada por 65 por ciento de la unidad de medida y actualización.

De acuerdo con la fórmula actual, que considera el padrón electoral, los partidos políticos reciben 4 mil 53 millones 569 mil 957 pesos.

Con la fórmula propuesta, los partidos políticos recibirían 1 mil 800 millones 265 mil 754 pesos, considerando 65 por ciento de la unidad de medida, tasada en 73 pesos.

Fuente: Milenio