Municipales “siembran droga” en B. Anaya

Vecinos y locatarios de la zona aledaña al Eco Mercado en la avenida Ricardo B. Anaya se encuentran angustiados ante las extorsiones cometidas por los agentes de la Policía Municipal, pues aseguran que más que proteger a los ciudadanos, abusan de quienes circulan por la zona, principalmente por las noches. “Chavalos que llevan su mochila, sin que deban nada los paran, y los que de veras son malosos, que nosotros denunciamos, los dejan ir, ya los chavos tienen miedo de andar por aquí porque pues por cualquier cosa los agarran y si no traen nada que darles pues si se los llevan”, denunció Antonio Meléndez, comerciante de la zona.

Y es que para los vecinos ya es suficiente la inseguridad y la angustia de los hechos delictivos que se han registrado en la zona como para tener que cuidarse también de quienes se supone deberían velar por la seguridad de los ciudadanos. “Es un problema porque de por sí ya ve que hay mucha delincuencia aquí en la avenida, y todavía acosan a los jóvenes, pues cómo le hace uno, los pobres ya dicen ¿y ahora qué hago cuando salga?”, señaló la señora Angélica Rivera, comerciante.

Pedro Antonio García fue testigo de cómo agentes de la Policía Municipal se llevaron a su sobrino cuando salía de trabajar de un bar cercano, sin motivo lo detuvieron y para poder levantar cargos en su contra le “sembraron” droga en su vehículo, lo peor es que al narrar su historia a los vecinos, surgieron más víctimas. “Iban por Circuito Oriente cuando los detiene una patrulla municipal, les prende las luces para que no vean el número, los empiezan a revisar y uno de los policías le avienta una bolsita y lo empiezan a amenazar les tuvieron que dar 500 pesos mi sobrino y 600 su amigo, al ir al mercado, platicando nos dice un señor que a su hijo le pasó algo similar, ya no sabe uno ni que hacer”. Lo peor del caso es la angustia y el sentido de impunidad que crean en los jóvenes, pues este es un acto recurrente de los elementos en la zona y pese a que se denuncia no han dado solución.

Fuente: La Jornada San Luis