Categoría: Secundaria 2

Gran Bretaña se prepara para salirse de la Unión Europea sin un acuerdo

El gobierno británico se prepara para salirse sin acuerdo de la Unión Europea (U) ante la falta de mayoría en el parlamento británico hacia el plan de retiro acordado con Bruselas.

Los ministros del gabinete de la primera ministra Theresa May aprobaron hoy un presupuesto de dos mil millones de libras (equivalentes a dos mil 500 millones de dólares) para el plan de contingencia.

El gobierno británico enviará cartas a negocios para prepararse para una emergencia en caso de una salida desordenada del bloque de naciones.

El secretario del Brexit, Stephen Barclay -el tercero en esta posición en tan solo seis meses- aseguró que “prepararse para un no acuerdo es una prioridad operativa para el gobierno, pero nuestra prioridad general es asegurar un acuerdo”.

Se espera que el gobierno publique lineamientos para que los negocios se preparen para una salida abrupta del bloque de naciones.

La oficina de la primera ministra en Downing Street informó que emitirá una serie de recomendaciones a empresas y negocios para que comiencen a implementar sus propios planes de contingencia.

Los ciudadanos también serán informados a través de redes sociales y canales de televisión para que se preparen en caso de una salida sin acuerdo.

El parlamento no cuenta con una mayoría para aprobar el plan de acción de salida que está programada para el 29 de marzo de 2019.

Los diputados están divididos entre los que apoyan el plan de retirada aprobado con Bruselas, los que pugnan por un segundo referéndum, quienes piden una renegociación y los euroescépticos de línea dura que buscan salirse sin acuerdo.

A partir de la segunda semana de enero los diputados votarán el plan de salida acordado entre Theresa May y los 27 países de la Unión Europea.

Fuente: Crónica

Nada por la fuerza, todo por la razón y por el derecho’, dice la SCJN a AMLO, citando a Juárez

Luis María Aguilar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), destacó la importancia de la independencia judicial y convocó a los otros Poderes de la Unión a la armonía.

Ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, el ministro emitió ayer un mensaje con motivo de su último informe de labores al frente de la Corte y del Consejo de la Judicatura, en el que recordó la frase de Benito Juárez: “Nada por la fuerza, todo por la razón y por el derecho”.

Sin referirse al pleito entre los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial por el salario de los impartidores de justicia, dijo que si un juez no goza de autonomía, se convierte en el mandadero de alguien.

Insistió en que la independencia de los jueces no es una prerrogativa o un privilegio, sino que es necesaria para ejercer su función de guardianes del Estado de derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales.

La independencia del Poder Judicial debería ser considerada por todos los ciudadanos como una garantía de verdad, libertad y el respeto de los derechos humanos”, indicó Aguilar.

“No hay juez sin autonomía”

Tras recordar la máxima de Juárez,“nada por la fuerza, todo por la razón y por el derecho”, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar, destacó, ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la importancia de la independencia judicial y convocó a los otros Poderes a la unidad y la armonía.

En medio del choque entre Poderes generado por la Ley de Remuneraciones, Aguilar expuso que la presencia de López Obrador en la Corte es expresión de la normalidad democrática “con la que estamos obligados a conducirnos quienes representamos a las instituciones del Estado mexicano”.

Durante su mensaje, con motivo de su cuarto informe de labores, el presidente de la Corte pidió fortalecer a las instituciones que imparten justicia, pues forman parte del entramado del Estado mexicano que deben estar articulados y en concordancia con el Ejecutivo y el Legislativo.

La independencia del Poder Judicial debería ser considerada por todos los ciudadanos como una garantía de verdad, libertad y el respeto de los derechos humanos, esta cualidad es un corolario del principio democrático de la separación de Poderes, en virtud del cual el Ejecutivo, Legislativo y Judicial constituyen tres ramas separadas e independientes del Estado”, señaló.

Incluso, el también presidente del Consejo de la Judicatura Federal reiteró que si un juez no goza de condiciones de independencia, deja de ser juez para convertirse en el mandadero de alguien, por lo que no puede tolerarse el menor acto de corrupción.

Queremos trabajar en conjunto por un México mejor, resolviendo las controversias conforme a las leyes que expide el Congreso de la Unión, acordes con la Constitución, protegiendo los derechos de todos. Queremos, en fin, como todo buen mexicano quiere, lograr, en la medida de nuestras competencias, un país más fuerte, más democrático, más libre, sin corrupción y sin simulación, y con la justicia que corresponde, como derecho inalienable, al pueblo de nuestra nación”, señaló.

Ante representantes de los Poderes Legislativo y Ejecutivo, Luis María Aguilar insistió en que todos los juzgadores del Poder Judicial de la Federación son personas a los que debe reconocerse su esfuerzo, vocación y disciplina por la impartición de justicia protectora de los derechos humanos.

Pidió también no perder de vista que la Constitución es la hoja de ruta de la nación, el pacto duradero de nuestra vida institucional y el soporte de la convivencia social; y, como norma suprema, a ella debe ajustarse y someterse todo acto que se genere dentro de su ámbito de aplicación.

Hagamos realidad, juntos, señor Presidente, señores legisladores, el anhelo de los próceres constitucionalistas de nuestra patria para ser grandes, justos y respetados entre los demás pueblos de la tierra. Nada ni nadie sobre la Constitución”, concluyó.

Imprevistos, protestas y mareos alborotan el protocolo

Entre manifestaciones, cambios de ruta, mareos, refresco, preocupaciones, cambios de protocolo y breves pláticas transcurrió el cuarto y último informe del ministro Luis María Aguilar como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Con el retrato al óleo de Benito Juárez al fondo, el informe estuvo marcado por lo inédito. Primero, el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien acudió a la sede del Poder Judicial por asuntos de protocolo, tuvo que ingresar por una puerta lateral, sobre la calle de Corregidora, debido a que alrededor de 200 personas se manifestaban ante las puertas de bronce del máximo tribunal contra los “altos salarios” de los ministros.

López Obrador fue recibido por la ministra Norma Piña y por Eduardo Medina Mora, quienes lo escoltaron hasta el pleno de la SCJN.

Mientras el presidente de la Suprema Corte relataba los pormenores de su administración, y tras una breve pausa, comenzó a sentirse mal, parecía un ligero mareo.

Les pido unos minutos para sentarme un momento, por favor”, dijo.

Su médico personal se acercó para revisarlo, mientras el Presidente le preguntó sobre su situación y le tomó la mano. Aguilar fue rodeado por Martí Batres, Porfirio Muñoz Ledo y el ministro Arturo Zaldívar para verificar que todo estuviera bien.

Tras ser revisado, y luego de que la ministra Margarita Luna le pidiera que se sentara, el ministro presidente se colocó junto a López Obrador, tomó un refresco y, sentado, continuó con su discurso, tras recibir fuertes aplausos.

Al terminar la ceremonia, varios funcionarios salieron en sus vehículos y, al ser confundidos con ministros, fueron agredidos por los manifestantes que se encontraban afuera de la Corte.

Fuente: Excélsior