Autor: admin

Primer trimestre de 2019 fue el más violento en la historia de México

Durante los primeros tres meses del año, México registró 8.493 asesinatos dolosos, la cifra más alta desde 1997, año en el que comenzaron los registros estadísticos.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, actualizados hasta este último sábado, en enero se registraron 2.855 homicidios dolosos, en febrero 2.802 y en marzo 2.836 para un incremento del 9,7 % por ciento con respecto al trimestre de 2018.

El promedio de asesinatos al día fue de 93.

En ese mismo periodo del año pasado, último de la gestión del ex presidente Enrique Peña Nieto, se contabilizaron 6.599 expedientes de investigación por homicidio doloso.

El pasado año se registraron 33.369 asesinatos, siendo el más violento de la historia de México desde que empezaron los registros en 1997 (Foto: Cuartoscuro)

El pasado año se registraron 33.369 asesinatos, siendo el más violento de la historia de México desde que empezaron los registros en 1997 (Foto: Cuartoscuro)

La cifra es elevada también respecto al primer trimestre de 2011, el año más violento del ex presidente Felipe Calderón, quien durante su administración inició una guerra contra el narcotráfico, cuando se registraron 5.441 homicidios dolosos.

También en el primer trimestre del año se acumularon 244 casos de feminicidio, por 199 del mismo periodo del año pasado, mientras que los casos de secuestros fueron 441 por 267 del 2018.

Por estados, Guanajuato se apuntó como el estado con más homicidios dolosos con 947 carpetas de investigación.

Para reducir los índices de violencia e inseguridad, el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene como apuesta principal la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad pública integrado por policías y militares.

Los datos aparecieron después de que el viernes pasado un grupo armado irrumpiera en una fiesta privada en el municipio de Minatitlán donde asesinaron a quemarropa a 13 personas, un niño, cinco mujeres y siete hombres, cifra que el sábado aumentó a 14 al fallecer uno de los heridos, un hombre, en el hospital.

El 12 de abril López Obrador y el periodista Jorge Ramos confrontaron datos de violencia en México en una tensa conferencia de prensa

El periodista le preguntó aquel día a López Obrador cómo pretendía reducir a corto plazo la violencia en el país, pues según cifras oficiales en los primeros dos meses del año los asesinatos subieron un 13,5 % hasta 5.649.

El mandatario explicó que ni siquiera había una “estadística confiable y diaria” de los delitos cometidos en el país y señaló que “los presidentes (anteriores) no se hacían cargo de este tema“.

El mandatario aseguró que la situación (de violencia e inseguridad) se “ha controlado”.

Entonces Ramos rebatió con sus propias fuentes y se enfrascaron en un choque de datos que culminó con López Obrador ofreciendo el promedio de homicidios registrados a diarios en el país.

Fuente: Infobae

AMLO y su gobierno le apuestan al carbón y las “energías sucias”

Cuando se acaba el carbón en una mina se dice que “se ha muerto”, cuenta Homero desde la cima de una excavación a cielo abierto de varias hectáreas de largo. En Coahuila, el Estado mexicano que tiene casi la totalidad de las reservas de este mineral en el país, el carbón es sinónimo de vida. Y su fin es algo que se parece a la muerte. “¿Qué haríamos todos nosotros si se acabara su explotación? Pues moriríamos de hambre, porque aquí no hay otra cosa que hacer”, dice este hombre.

Homero Bermea es supervisor en la mina Tajo Purísima, en el municipio San Juan de Sabinas. Como casi todo su entorno, trabaja en el negocio del carbón desde que recuerda. La mayoría se estrena en esta industria a los 16 años, pero debe esperar dos más para poder ingresar a las excavaciones. Más de 1.000 millones de toneladas del mineral en el subsuelo y dos centrales carboeléctricas han empujado a los lugareños a dedicarse casi en exclusiva a este sector. “Es lo único que hay”, dice unos segundos antes de ordenar una explosión de dinamita para acelerar la extracción. El yacimiento es uno de los 60 que hay activos en la zona. “Solo en esta quedan reservas para unos 10 o 15 años más”.

Hasta hace cuatro meses, la que es de lejos la principal fuente de ingresos de esta región del noreste mexicano tenía fecha de caducidad. El entonces presidente Enrique Peña Nieto (del partido PRI) había firmado ya en 2013 su sentencia de muerte: para 2026 las centrales carboeléctricas mexicanas, las principales compradoras de los productores locales, debían cerrar. Reducir las emisiones de una de las formas de generación de energía más contaminantes era obligado para cumplir con los objetivos climáticos a los que México se ha comprometido, una tendencia que acompañan la mayoría de los países. La reforma energética impulsada por el Gobierno priista pasaba, en buena medida, por reemplazar la electricidad que genera el carbón —el 9% del mix eléctrico nacional— por energías limpias. “Estábamos en un plan de desmantelamiento, era nuestra extinción”, recuerda Eulalio Gutiérrez, secretario general del sindicato de trabajadores de la Termoeléctrica Carbón II.

Pero la situación dio un giro rotundo con la llegada de Andrés Manuel López Obrador (del partido político Morena) a la presidencia el pasado 1 de diciembre. Aunque su política energética sigue rodeada de incertidumbre, las primeras gestiones del Gobierno federal han reverdecido el optimismo en la región carbonífera. La nueva Administración quiere que “las centrales que actualmente están trabajando con carbón se sostengan hasta el término de su vida útil”, según ha afirmado el director de Operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Carlos Morales Mar. Una ruptura con la política del sexenio pasado, pero todavía en el terreno de la imprecisión.

“Hay una apuesta sin duda por reactivar la economía del lugar y la producción de las carboeléctricas”, afirma el delegado del Gobierno nacional en Coahuila, Reyes Flores. El representante federal asegura que cuando llegaron al poder, en diciembre pasado, se toparon con un “claro abandono” de las plantas eléctricas por parte del Ejecutivo de Peña Nieto. Frente a esa situación, dice, optaron por invertir en mantenimiento. “Si dejas de producir a base de carbón, destinas la región a desaparecer. Y no podemos permitir que eso pase”. Solo en esa entidad, el negocio de este mineral mueve unos 500 millones de dólares anuales (estimado con el precio internacional de la tonelada).

Los dichos se han visto reflejados en hechos. En el Presupuesto de este año —el primero de López Obrador—, México ha destinado 7.352 millones de pesos (390 millones de dólares) para la mejora del rendimiento de las tres carboeléctricas, casi cuatro veces más que en 2018. “Están invirtiendo, algo que no pasaba antes. Ahora el dinero fluye más fácil”, señala Gutiérrez. Con estas obras, calcula, se podrán seguir operando al menos otros 15 años.

A contramano del desarrollo sostenible

Eulalio Gutiérrez cuenta que en una visita reciente, López Obrador les prometió invertir en las carboeléctricas para “generar energía sin depender de nadie”, un discurso de soberanía que acompaña al presidente en varios terrenos. Y lo que la industria carbonífera interpreta como un discurso esperanzador, es observado por los ecologistas como una apuesta “regresiva”. Reactivar las centrales para alcanzar la independencia energética es “una visión nacionalista, mal entendida y vieja”, dice Alejandra Rabasa, abogada de la organización ambientalista Ceiba. “No reducir la generación de electricidad a base de carbón es una violación a los acuerdos internacionales y a la Ley General de Cambio Climático, que establece la descarbonización de la economía”. De seguir en este camino, agrega, “va a ser imposible” alcanzar los compromisos internacionales.

El Gobierno de Morena no es ajeno a todos los males que acarrea el negocio del carbón. No solo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) alertó el pasado noviembre que la industria carbonífera violaba el acceso a un medio ambiente sano: también lo hizo la propia Administración federal. En febrero, ya con López Obrador como presidente, la propia Secretaría (Ministerio) de Energía reconocía en un documento que la minería y el uso de carbón generan problemas “considerables” en la región, entre ellos daños medioambientales y a la salud de las comunidades.

Pero las minas no entienden de leyes en Coahuila: se abren paso al borde de las carreteras o en medio de las ciudades. Lo más importante, dicen una y otra vez sus habitantes, es tener trabajo y, sin otra alternativa en el horizonte, el carbón se presenta como la única opción posible. En San José del Aura, todos los días a las dos y media de la tarde llega el cambio de turno. Al salir de la excavación Santa Bárbara, cada minero colgará una ficha con un número de identificación en un tablero, para que el supervisor pueda contarlas y asegurarse de que nadie se ha quedado bajo tierra.

Manuel Rico, un minero de 29 años que lleva la mitad de su vida en los pozos, sale de la excavación pintado de negro. Como casi todos sus compañeros, no se imagina otra vida que la de carbonero. “¿Qué haría toda esta gente sin las minas? ¡Híjole! El carbón nunca va a morir”, dice. “Nunca va a morir”, se repite.

 

Cuando el carbón financia campañas políticas

El negocio del “oro negro” trasciende a la nueva Administración. Durante las últimas dos décadas, el asunto del carbón en Coahuila se ha convertido en una puja entre varios actores que buscan sacar tajada. “Aquí todos quieren meter la cuchara, por la gran derrama económica”, comenta un empresario que prefiere no dar su nombre. Nadie está dispuesto a dejar morir el negocio, asegura, porque implica “capital político y económico”. El primero sirve para conseguir el apoyo de la gente, y el segundo, para pagar campañas electorales, dice.

Cristina Auerbach, activista de la Red Mexicana de Afectados por la Minería, señala que los intereses económicos de los diferentes gobiernos han anulado en los últimos 20 años cualquier plan de desarrollo que no se centrara en el carbón. “No les interesa”.

Fuente: El País

Al menos 290 muertos en una cadena de atentados en Sri Lanka

El Ejecutivo convocó un gabinete de seguridad nacional y el presidente, Maithripala Sirisena, anunció una investigación exhaustiva de los atentados, mientras se sucedían las condenas a la barbarie en todo el mundo. El Gobierno encabezado por el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, reconoció que recibió alertas previas sobre posibles atentados, pero no quedó claro si se adoptaron precauciones. El jefe de la policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, alertó hace 10 días en una nota a altos mandos de la seguridad del Estado de que el grupo musulmán radical National Thowheed Jamath planeaba ataques suicidas contra “iglesias importantes así como la Embajada india en Colombo”, según un documento tuiteado este domingo por el ministro de Transportes, Harin Fernando.

Trece personas fueron detenidas, según la policía. Los investigadores intentan aclarar si hay posibles “vínculos con el extranjero”, afirmó Wickremesinghe en un mensaje en televisión. Aunque ningún grupo se atribuyó la autoría de los ataques en cadena, el ministro de Defensa, Ruwan Wijewardene, habló poco antes de “extremistas religiosos” sin precisar más.

Las explosiones se registraron a primera hora de la mañana (hora local) y originaron un baño de sangre en tres iglesias cristianas —dos católicas y una evangélica—, donde centenares de fieles celebraban el Domingo de Pascua, y en varios establecimientos hoteleros. Una de las deflagraciones se registró en la iglesia de San Antonio de Colombo; otra en la iglesia de San Sebastián de Negombo, al norte de la capital, y una tercera en un templo de Batticaloa, en el este de la isla. También sufrieron fuertes explosiones tres hoteles de lujo de la capital —Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La— y un hostal. Las víctimas mortales, al menos 290, eran de una decena de nacionalidades.

EXPLOSIONES EN SRI LANKA

Horas después y en medio del caos se produjo una octava deflagración, en la que murieron tres policías que ejecutaban una redada, según las autoridades. Además, la policía desactivó el domingo una bomba artesanal situada en la vía de acceso a la principal terminal del aeropuerto de Colombo, según han asegurado fuentes policiales a France Presse. El Gobierno decretó el toque de queda y bloqueó temporalmente las redes sociales para evitar “noticias falsas”, según alegó.

Balance de víctimas extranjeras

En el balance de 207 muertos se cuentan al menos 36 extranjeros, según ha publicado el Ministerio de Asuntos Exteriores del país y ministerios homólogos de varios países, entre ellos cinco británicos (dos con doble nacionalidad británica y estadounidense), tres indios, dos turcos, un portugués, un holandés, un danés y un chino. Otros 25 cuerpos de posibles extranjeros permanecen sin identificar, según la misma fuente.

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, ha dicho que entre las víctimas se encuentran “varios” estadounidenses.

Las imágenes difundidas en la Red mostraban edificios destrozados y bancos ensangrentados cercanos al altar en una de las iglesias. La devastación también dejó una honda huella en los hoteles, como el Shangri-La. “Eran las 8.30 de la mañana. Había muchas familias”, contó a la agencia France Presse un empleado sobre el ataque. Con un plato en la mano en el restaurante del hotel, un hombre “se dirigió al principio de la cola y se hizo estallar”, añadió.

Sri Lanka, con una población cercana a los 21 millones de habitantes, es mayoritariamente budista. Suponen el 70% de la población del país, que tiene además un 12% de hindúes, un 10% de musulmanes y un 7% de cristianos. La matanza terrorista golpea a un país marcado por la tensión étnico-religiosa y una guerra civil que duró casi tres décadas y ha lastrado su desarrollo.

Los ataques son los más sangrientos desde que terminó el conflicto interno, que enfrentó a la mayoría budista y a la minoría hindú tamil —segunda etnia del país concentrada en el norte y noreste—, y causó 100.000 muertos. Además, en los últimos tiempos, diversas minorías han denunciado un repunte de la violencia. Los últimos ataques de relevancia fueron en 2018, cuando el Gobierno tuvo que declarar el estado de emergencia tras varios enfrentamientos entre musulmanes y cingaleses budistas con dos muertos y decenas de detenidos. El año pasado hubo 86 incidentes que incluían discriminación, amenazas y violencia contra cristianos, según la Alianza Nacional de Cristianos Evangélicos de Sri Lanka, que representa a más de 200 iglesias y otras organizaciones cristianas del país. Este año, la entidad ha registrado ya 26 incidentes, como un intento de boicotear una misa por parte de monjes budistas.

La magnitud de la explosión quedó reflejada en una de las iglesias, con el techo semidestruido, escombros y cuerpos esparcidos, mientras la gente trataba de socorrer a las víctimas. “Por favor, permaneced en calma y dentro de las casas. Hay muchas víctimas, incluidos extranjeros”, avisaba el ministro para las Reformas Económicas, Harsha de Silva, tras visitar varios de los lugares atacados. El ministro describió “escenas horribles” con cuerpos destrozados. “Los equipos de emergencia están desplegados en su totalidad en todos los puntos. Hemos llevado muchas víctimas al hospital, esperamos haber salvado muchas vidas”, añadió en Twitter.

Las autoridades españolas han pedido este domingo a los ciudadanos que se encuentren en Sri Lanka que “extremen las precauciones” tras los atentados registrados en ese país. “Ha habido varias explosiones en #SriLanka esta mañana. Se recomienda extremar las precauciones”, indicó la Embajada de España en la India, que se ocupa de los asuntos diplomáticos en Sri Lanka. “Mi más enérgica condena a los terribles atentados de Sri Lanka. Decenas de víctimas que celebraban la Pascua de Resurrección nos hacen llorar”, ha lamentado Pedro Sánchez en su cuenta de Twitter.

Reacciones

Además de la de Sánchez, las muestras de pesar por los atentados han llegado desde todos los puntos del planeta. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha publicado un mensaje en Twitter en el que muestra su disposición a colaborar. “EE UU ofrece sus condolencias de la gente de Sri Lanka. ¡Estamos listos para ayudar!”, ha afirmado. Su antecesor, Barack Obama, ha afirmado en la red social: “En un día consagrado al amor, la redención y la renovación, rezamos por las víctimas y permanecemos junto a la gente de Sri Lanka”.

El papa Francisco ha expresado “tristeza” ante estos “graves” atentados y ha apuntado que se han producido “precisamente” en el día de Pascua. “Han traído dolor a varias iglesias y otros lugares de reunión en Sri Lanka”, ha dicho el Papa, que se ha declarado próximo a “todas las víctimas de una violencia tan cruel”.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha expresado su “horror” y “tristeza” ante los atentados en Sri Lanka, dirigidos contra unas personas que, ha dicho, “iban pacíficamente a misa o visitaban aquel hermoso país”. “Estos actos de violencia en este día sagrado son actos de violencia contra todas las creencias”, afirmó, por su parte, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La primera ministra británica, Theresa May, cuyo país colonizó Sri Lanka desde 1796 a 1948, ha clamado contra unos “actos de violencia” que considera “realmente horribles” y apeló a unirse “para que nadie tenga nunca que practicar su fe con miedo”. También ha expresado su condena la canciller alemana, Angela Merkel, quien ha resaltado: “El odio religioso y la intolerancia, que se han mostrado de manera tan terrible hoy, no deben ganar”. Desde Francia, el primer ministro Emmanuel Macron ha hecho pública “toda [la] solidaridad con el pueblo de Sri Lanka”.

Fuente: El País

Murieron unas 16 personas en playas de México durante la Semana Santa

 La Secretaría de Protección Civil del estado de Veracruz informó que al menos 15 personas han muerto ahogadas durante el periodo vacacional de Semana Santa.

De acuerdo con los reportes de cuerpos de auxilio y rescate, las autoridades han realizado más de 90 salvamentos, la mayoría de turistas provenientes de la Ciudad de México, Estado de México y Puebla.

Las labores de rescate se han realizado en playas, ríos y lagunas, después de que las personas ingresaron a nadar después de comer o haber ingerido bebidas alcohólicas. 

Gerardo Veci Ávila, uno de los fallecidos en esta Semana Santa (Foto: Especial)

Gerardo Veci Ávila, uno de los fallecidos en esta Semana Santa (Foto: Especial)

Entre los fallecidos figura el joven empresario Gerardo Veci Ávila, nieto del ex alcalde de Boca del Río y jugador de las Grandes Ligas de beisbol, Roberto Ávila González.

La víctima, de 33 años de edad, acudió al festival acuático Sunset Party, donde perdió la vida al resbalarse tras brincar de una lancha a otra. Presuntamente, se golpeó en la cabeza y perdió la consciencia, cayendo al fondo del río.

Aunque sus amigos intentaron auxiliarlo, no lo encontraron, por lo que llamaron a los cuerpo de rescate. Su cuerpo fue encontrado entorno de las 23:00 horas por miembros del agrupamiento marítimo de la Fuerza Civil.

Entre las víctimas también hubo cuatro niños pequeños. Los municipios en los que ocurrieron los incidentes son los siguientes: Actopan, Álamo, San Andrés Tuxtla, Úrsulo Galván, Alvarado, Tecolutla, Playa Vicente, Coatzacoalcos, Malio Fabio Altamirano y Atzalan.

Víctima en Tamaulipas

En otro caso de ahogamiento, el joven Edmundo García, de 17 años de edad, murió ahogado en el estado de Tamaulipas. Su cuerpo fue encontrado a la orilla de Playa Miramar, en Ciudad Madero.

Edmundo era futbolista amateur, miembro de la Liga Nacional Juvenil Zona 20 del Sector Amateur de la Federación Mexicana de Fútbol.

“El Sector Amateur de la Federación Mexicana de Fútbol expresa sus más sinceras condolencias por el sensible fallecimiento de Edmundo García Nader, ex jugador de Estrella Roja Unitam (Marineros PSC) del Sector Amateur. Toda la comunidad del Sector Amateur le envía un fraternal abarazo a sus familiares, deseando que encuentren pronta resignación.”, publicó el grupo en sus redes sociales.

Durante esta época vacacional, millones de mexicanos salen a vacacionar a la playa. Una reciente investigación realizada por Coru destacó que el 53% de los mexicanos escogió la costa como opción para pasar el puente, mientras que un 29% optó por visitar un pueblo mágico y solo un 12% fue a otra ciudad de la República Mexicana.

 

Para los habitantes de la Ciudad de México, Acapulco es el destino favorito. El día viernes 19 de abril, se registraba una ocupación hotelera cercana al 90%.

Fuente: Infobae

Ocupación hotelera de 85% en promedio, reporta Sectur SLP

Ocupaciones hoteleras superiores al 85 por ciento, en promedio,  se registran en la Ciudad de San Luis Potosí, Pueblos Mágicos de Real de Catorce, Xilitla y Aquismón, así como en los municipios de Ciudad Valles, Rioverde y Tamasopo, informó el Secretario de Turismo del Gobierno del Estado, Arturo Esper Sulaimán.

Entrevistado en el Pueblo Mágico de Real de Catorce,  a donde acudió a supervisar el funcionamiento del nuevo estacionamiento “Dolores Trompeta”, el funcionario explicó que se tiene instrumentada una estrategia de coordinación con diversas dependencias federales y estatales, así como con prestadores de servicios turísticos, con el propósito de coordinar esfuerzos y lograr que los visitantes tengan una experiencia placentera en San Luis Potosí, pero sobre todo, prevenir situaciones de inseguridad, incidentes viales o aquellos que tienen que ver con protección civil.

“El objetivo es atender y proteger a los miles de turistas que nos visitan, parar lograr que vuelvan y recomienden a este destino turístico que cada vez se convierte en uno de los más reconocidos a nivel nacional”.

Explicó que las 24 horas del día se lleva a cargo dicha coordinación, con la cual es posible conocer en tiempo real la situación de cada uno de los principales sitios y parajes turísticos. Esto nos permite instrumentar acciones específicas para orientar a los turistas sobre la oferta de eventos, capacidades de los sitios, opciones alternativas, horarios, costos, entre otras recomendaciones necesarias para que los visitantes tengan buenas experiencias.

Esper Sulaimán destacó la labor de 170 jóvenes llamados “embajadores turísticos”, quienes fueron debidamente capacitados y distribuidos en todo el Estado para operar módulos de información. “Estos jóvenes han desarrollado una gran labor en apoyo de miles de visitantes”, reconoció.

Durante la temporada de Semana Santa y Pascua que se celebra del 13 al 27 de abril, se estima que la afluencia de turistas hospedados en hoteles del Estado de San Luis Potosí sea de 245 mil personas, lo que representa un incremento del 3 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

El pronóstico de las personas que utilizan formas alternativas de hospedaje, entre ellas aquellos que llegan con familiares, amigos o acamparan, es de 137 mil personas, es decir un incremento del 4 por ciento.

Lo anterior significa que el total de visitantes, considerando a las personas hospedadas en hoteles, hospedaje alternativo, familiares, amigos o acampan es de un estimado de 382 mil, es decir un incremento del 3.5 por ciento.

La derrama económica estimada en este periodo se pronostica en poco más de 280 millones de pesos, lo que significa un incremento del 4.3 por ciento respecto al año anterior.

Mas de mil Cristos participaron en tradicional procesión en la delegación de La Pila

Con gran éxito se llevó a cabo la procesión de los Cristos en la cabecera delegacional de La Pila, en la que cientos de personas, se dieron cita en punto de las 19:00 horas en las calles principales de la localidad para llevar a cabo esta tradición.

Esta actividad es una de las principales tradiciones populares que se desarrolla en la delegación desde hace ya varios años y conforma las actividades litúrgicas que se conmemoran en Semana Santa, siendo la procesión con mayor número de cristos que desfilan, resaltó el Delegado, Pedro Pablo Cepeda Sierra.

El funcionario, detalló que participaron más de mil  cristos que presentan los mismos pobladores, es una tradición de que data de hace más de 200 años y una de las más representativas y concurridas de la delegación.

El señor Ricardo Pérez Loredo, organizador de esta procesión destacó que es una tradición que data desde hace 300 años y gente de las comunidades y municipios cercanos como Villa de Reyes y Santa María del Río participan con sus cristos en este peregrinar, año con año.

El cristo más longevo que participó, cuenta con una antigüedad 70 años y es custodiado por una familia de la delegación así como el cristo con mayor altura con medida de 1 metro 60 centímetros de largo, comentó Pérez Loredo.

Finalmente, el delegado exhortó a la población a continuar con la preservación de estas tradiciones que mantienen  viva a la Delegación de La Pila.